Opinión

Talanoa

La lección del Talanoa nos sugiere repensar la metodología de los seminarios.

11 de mayo 2017 , 11:56 p.m.

Sucede que en los seminarios la gente comienza a hablar desde sus perspectivas individuales. Y no abordan el diálogo colectivo hasta que no desplieguen las alas de sus egos. Que sepan quién es quién es lo primero. Pero si las cosas fluyen, se dará luego un espacio más cercano a la conversación que a la rígida exposición de puntos de vista.

Entonces todos dirán que ‘valió la pena encontrarnos’. Qué bueno haber venido, etc., pues habrá saltado la evidencia de que las soluciones no se producen a partir de lo individual, sino que son el resultado de construcciones colectivas. Gestión social del conocimiento dirán algunos. Fenómeno en todo caso de pensamiento colectivo que rescata la virtuosa unión de los saberes, los significados y los contenidos.

Lástima que esto ocurra, casi siempre, durante los últimos 45 minutos de los encuentros. Me sucedió recientemente en Quito, en la red de soluciones sostenibles de las Naciones Unidas, y la experiencia me remitió al escenario de la cumbre climática de Bonn, que se celebra por estos días; y a la red de Pacto Global Colombia, que celebró su congreso anual.

En Bonn, la red Climate Action Network tuvo el acierto de invitar al proceso Talanoa, teniendo en cuenta que Fiyi presidirá la cumbre global de noviembre. ‘Talanoa’ es la manera como en las islas conversan. Para encontrar soluciones comunes desde la posibilidad de transformar no solo las relaciones entre las personas, sino la naturaleza de la conciencia que posibilita estas relaciones.

David Bohm se refirió a esto (‘Unfolding meaning’, Routledge, 1987). La red Pacto Global Colombia propuso el vínculo personas, planeta, prosperidad y paz como eje de la conversación 2030. Y tanto en Bonn como en Quito y Bogotá coincidimos en la urgencia esencial: fertilizar el diálogo entre todos los actores de la crisis, para que se aceleren las transiciones de los entes subnacionales y recuperemos la esperanza antes del 2030. Los empresarios, mediante iniciativas como RE100 de energías renovables y Objetivos de acciones climáticas basadas en la ciencia, y las ciudades mediante alianzas sobre neutralidad climática, para nombrar solo tres, y hay muchas más. La lección del Talanoa nos sugiere repensar la metodología de los seminarios. Que las exposiciones individuales generen conversaciones y se inicien procesos colectivos y colaborativos que trasciendan la brevedad de los encuentros.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY@Guzmanhennessey

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA