Opinión

Riesgo global

Más que parte del problema, las grandes empresas hoy son parte de la solución.

26 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

En la reunión que acabó en Bonn la semana pasada, las empresas líderes del mundo, hoy los actores no estatales del Acuerdo de París, actualizaron su estrategia frente al riesgo global. A los ya conocidos de la crisis climática, identificados por Engel, Enkvist y Henderson en 'McKinsey Quarterly', sumaron el índice 2017 de Dun & Bradstreet, que incluye factores recientes como Trump y brexit.

Y el nuevo cuadro para la evaluación del riesgo global queda así: a los riesgos de pérdida de valor sostenible relacionados con la vulnerabilidad climática (capital físico, natural, humano, social, cultural) extensivos a los grupos de interés de las empresas, agregaron los derivados de las actuales incertidumbres globales, a saber: Trump (su amenaza de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París y desmontar el plan energético Obama, entre otras): índice de riesgo: 42/100. Brexit endurecido, como lo ha anunciado May: 39/100. Decrecimiento de la economía china: 30/100. Ciberataques (antes del WannaGy): 28/100. Isis: 20/100 y Turbulencias en Latinoamérica: 20/100.

Las empresas entraron al Acuerdo de París mediante lo que hoy se reconoce como acciones de responsabilidad climática. Sus metas de reducción de emisiones se cuentan por miles de toneladas de carbono. Más que parte del problema, hoy son parte de la solución debido a su enorme aporte a la economía del mundo, y estas acciones climáticas no son el resultado de regulaciones, sino de una estrategia voluntaria para contribuir con la adaptación de la sociedad a la crisis. La tendencia es la de incorporar la variable climática a su gestión del riesgo y a su manera de hacer los negocios.

Pongo un ejemplo: la iniciativa RE-100 (abandonar los combustibles fósiles y depender ciento por ciento de energías renovables) cuenta hoy con 95 compañías de gran tamaño. Aquí pueden verse cuáles son: http://there100.org/companies. Otro ejemplo: la iniciativa Objetivos Basados en la Ciencia facilita a las empresas metodologías y herramientas que garanticen que sus planes de acción en reducción de emisiones reflejen la necesidad mundial de limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 ºC. Unir la acción no estatal por el clima con la agenda 2030 de objetivos de desarrollo sostenible y con el Acuerdo estatal de París es imperativo hoy para las empresas verdaderamente responsables.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA