Opinión

Once puntos

Los riesgos climáticos y las transiciones de la economía son hoy los nuevos ejes del desarrollo.

02 de febrero 2018 , 12:00 a.m.

El ambientalismo colombiano viene invitando a los líderes empresariales, políticos y académicos del país a propiciar miradas de tipo complejo sobre la realidad. Desde 2016, con ocasión de los diálogos de La Habana, nos hemos enfocado en once propuestas que, a nuestro juicio, condensan la complejidad de una crisis, en el ambiente y el clima, que debemos atender entre todos.

Ahora queremos extender este debate, con sectores más amplios, para encontrar, en la cumbre nacional que se celebrará en Guaduas, una especie de pensamiento colectivo que facilite, no solo para el próximo gobierno, sino para las próximas generaciones, el diseño y la implementación de unas políticas acordes con las tendencias del mundo: proteger la biodiversidad, descarbonizar la economía, acelerar las transiciones, educar para la sostenibilidad.

El diagnóstico sobre riesgos globales de Davos (2018) y dos recientes informes del Ideam (2017) indican que esto es grave. El primero señala que cuatro de los cinco riesgos globales principales tienen que ver con esta crisis y los segundos, que Colombia es el tercer país más vulnerable al cambio climático y que, no obstante, en los dos últimos años se han transformado más de un millón cuatrocientas mil hectáreas: bosques deforestados, humedales desecados, suelos agrícolas erosionados, compactados, contaminados o urbanizados.

Cuatro de los cinco riesgos globales principales tienen que ver con esta crisis y los segundos, que Colombia es el tercer país más vulnerable al cambio climático.

Colombia suscribe todos los acuerdos internacionales sobre estas materias, incluso demostró innovación y liderazgo en los ODS, pero, lamentablemente, no refleja la misma actividad a la hora de encaminar los planes para cumplirlos. Teniendo en cuenta lo que acaba de revelar el Ideam, no se ve claro cómo se cumplirá el objetivo de cero deforestación en el Amazonas en 2020 y en el resto del país en 2030. Tampoco, cómo reduciremos el 20 por ciento de las emisiones de carbono antes de 2030.

Evidentemente, el desafío del próximo gobierno es mayor: ocupar sosteniblemente los territorios dejados por la guerra y armonizar los planes de desarrollo locales, regionales, nacionales, con la necesidad que hoy tiene el mundo de enfrentar su mayor crisis.

El medioambiente, los riesgos climáticos y las transiciones de la economía son hoy los nuevos ejes del desarrollo. Descubrir y entender sus interconexiones, actuar sobre ellas es la ambición de los once puntos.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA