Opinión

La siembra de Santos

Campesinos necesitan acompañamiento, comercio y vías terciarias que son las vías para la paz.

13 de mayo 2017 , 02:46 a.m.

Mañana es el día de la madre. Perdón, querida mamá, porque el suyo es todos los sábados en las redes sociales, donde unos seres anónimos, llenos de odio, le reprochan ese bello día en que le dijeron que nació este inocente garrapatero.

Madre querida, los agresivos no saben que yo a todos les digo hermanos colombianos, o que mi escudo ante el insulto es una sonrisa y solo debato con respeto con el crítico razonable; no saben que usted, como miles, es ajena a la política, a las redes y le sobran coraje y bondad.

En su nombre, madres todas, les digo desde mi alma que este domingo sea inolvidable, que reciban flores frescas, llenas de gratitud y de amor. Que las rosas vengan sin la espina en el corazón de un hijo o hija ausente, sino que él o ella toque a su puerta y traiga el beso aplazado con un feliz día.

A todas las madres en este país de dolor, a las madrugadoras, a las que se superan, a las que esperan en el hogar con lo mejor de su comida, adobada con una salsa de amor, a las campesinas y citadinas, en todos los niveles, gracias por la vida, por el consejo, por la compañía, por la bendición de la mañana, por echar el hogar adelante y al país mismo, en el que ojalá se siembre la paz definitivamente, que se respete la vida.

Y hablando de ello, en este país dividido en madrazos iguales, me refiero al amado campo donde nos echó a andar mi adorada Carmen Rosa. Y hay que comenzar por la buena actitud de Santos, que sigue con las botas de la paz puestas. En Colombia es urgente erradicar la planta del mal, y era simbólico comenzar por Uribe, en el Meta, que fue un fortín de las Farc.

El Presidente arrancó allí una mata de coca y sembró una de plátano como inicio del plan de sustitución de 50.000 hectáreas en un año, que es parte del acuerdo de paz con la guerrilla, para el cual vincularon a 83.790 familias cocaleras. Por la hoja se sospecha la cosecha, y esto tiene buena pinta. Ofrecer a los pequeños cocaleros cultivos de ciclo corto lo habíamos pedido aquí. El plátano es buen cultivo, de variedad productiva. Hasta mermelada se hace de él. Lo mismo la yuca. Y ni se diga el maíz, con el que no solo se vive de arepa, sino de sopas, envueltos, pan, se crían pollos, cerdos, etc.

Como el cocalero está acostumbrado a tres cosechas anuales, está bien que le den a cada familia un millón de pesos al mes durante un año, nueve millones para cultivos de ciclo corto y 1’800.000 por única vez para seguridad alimentaria. En total, con 10 millones para consolidar proyectos, casi 32 palos.

Pero, ojo, Presidente. No los dejen solos con el plátano en la mano. Un día lo vi y no volvió por aquí, decía a un político el colibrí. Las mafias sí los visitan y les compran la cosecha de coca en rama y les pagan en rama. En cambio, para sacar otros productos se necesita fumársela verde porque no hay vías terciarias buenas, las verdaderas vías de la paz. Se requiere quitarles a los intermediarios, que son la madre de la explotación de los campesinos. Se necesitan centros de acopio y protección de la Fuerza Pública.

Hay maneras. A pesar de que unos ex fueron a hacer mala patria a Estados Unidos, “se quedaron con los crespos hechos”, la ayuda se mantuvo y hasta creció a casi 450 millones de dólares. Y el embajador de Estados Unidos come plátano, no come cuento. Es el momento de sembrar paz y no se puede fracasar, pues si hay coca hay guerra. Los exguerrilleros podrían hacer vías, abrir comercios, ayudar a erradicar. Tienen que ser útiles, son colombianos.

La paz debe ser el regalo a la madre patria. No olvide, Presidente, ella es hija de un campo fuerte, de Colombia agrícola.

LUIS NOÉ OCHOA
luioch@eltiempo.com.co

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA