Opinión

¿Y la presunción de inocencia?

Me aterra ver cómo se condena antes del juicio a los investigados. 

08 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Alguna vez escuché a alguien decir: “Cuando se desmovilice la guerrilla vamos a tener que vernos a la cara y reconocer que la corrupción y la ineficiencia de la justicia son problemas más grandes que las mismas Farc”. Y parece que ese momento ha llegado. Está claro que estamos pasando por una crisis de institucionalidad sin precedentes, que seguramente viene de décadas atrás.

Espero que todas estas investigaciones, condenas y revelaciones sobre la corrupción en el país lleven a un replanteamiento, tanto institucional como personal, de quienes llegan al poder sobre la importancia de tratar como sagrados los recursos públicos.

Pero, mientras eso sucede, siendo espectador de todos estos escándalos y de la forma como autoridades, medios y opinión pública debaten los temas, me pregunto: ¿dónde queda la presunción de inocencia? Que hay unos bandidos que merecen ir a la cárcel, no cabe duda, pero también hay buenas personas que se exponen por servir al país y terminan enredadas de un momento a otro, sin saber cómo.

Me aterra ver cómo se condena antes del juicio a los investigados. Y, peor aún, cuando salen inocentes –si es que esto sucede–, nadie pide ninguna disculpa, y el despliegue mediático es tan pequeño que la mayoría se queda con la idea de que esa persona es culpable, y no es así.

El último caso, que me toca directamente, ya que se trata de un amigo, es el de Luis Fernando Andrade, expresidente de la ANI, hoy investigado y puesto en la palestra pública por un supuesto interés indebido en la celebración de contratos, al firmar un otrosí en la vía Ocaña-Gamarra, por la que la firma Odebrecht pagó un millonario soborno a varios congresistas para que presionaran por el proyecto. Andrade defiende la solidez técnica de la decisión, y no se ha podido comprobar (ni se comprobará) que recibió un peso.

A la justicia le queda demostrar que es imparcial, que funciona, encontrando y condenando de manera rápida y eficiente a los verdaderos culpables

¿No es válido preguntarnos si los culpables quieren enlodar al expresidente de la ANI para lograr beneficios y tratar de salvar así su pellejo? ¿O que de pronto usaron su nombre para cobrarle más a Odebrecht, sin que Andrade tuviese la menor idea de que esto estaba sucediendo?

Quiero pensar que Andrade estuvo mal rodeado, que fue ingenuo o que le tendieron una trampa. Pero también me inclino a reflexionar sobre los riesgos de ser funcionario público en Colombia, donde una investigación es pan de cada día y donde uno corre el riesgo de quedar preso o arruinado económica y reputacionalmente.

¿Será que para aportarle al país dirigiendo una entidad pública no basta con ser inteligente, capaz y honesto, sino que hace falta conocer todos los procesos y procedimientos, normas y leyes, los intríngulis políticos, y tener demasiada malicia indígena para que no lo enreden a uno?

A Luis Fernando Andrade solo le queda demostrar que es inocente, que la decisión en la vía Ocaña-Gamarra fue la correcta y que todas sus actuaciones en la ANI para sacar adelante el ambicioso plan de infraestructura del Gobierno fueron honestas, sin lugar a ningún cuestionamiento. No tengo duda de que esto fue así.

A la justicia le queda demostrar que es imparcial, que funciona, encontrando y condenando de manera rápida y eficiente a los verdaderos culpables.

Y a los colombianos nos resta esperar que estemos tocando fondo y que el sector público y que buenos ciudadanos, aquellos honestos, preparados y con hojas de vida idóneas, no se asusten de servir en el sector público, pues, sin duda, necesitamos más Andrades y menos políticos tratando de sacar provecho.

LUIS GUILLERMO PLATA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA