Opinión

Reformar el sistema de salud

La reforma debe eliminar de las inequidades entre los pacientes, entre otros componentes.

23 de abril 2018 , 12:30 a.m.

Este año se cumplen 25 de lo que sería la gran reforma de la salud en Colombia. La Ley 100 de 1993 prometía dar cobertura en salud a todos los colombianos y crear un sistema autosostenible financieramente. Sin embargo, la realidad ha sido completamente distinta. El modelo se construyó sobre la inequidad de la distinción entre 2 regímenes: el contributivo y el subsidiado. Es decir, entre ricos y pobres, entre empleados y desempleados. La diferencia no solamente se apreciaba en las entidades que prestaban el servicio, sino también en el contenido del plan obligatorio de salud, diferenciando los medicamentos y tratamientos que se daban a los enfermos, creando ciudadanos de primera y segunda categoría.

Los médicos fueron casi totalmente excluidos de la construcción de este modelo, lo cual produjo no solo deficiencias técnicas del sistema, sino también el empeoramiento progresivo de sus condiciones laborales. La Ley 100 los convirtió en máquinas que deben atender 4 pacientes por hora. Para obtener una remuneración medianamente digna, tienen que hacer turnos de 36 horas y tener 3 o 4 trabajos al mismo tiempo, lo cual viola las más mínimas normas del derecho laboral.

Al mismo tiempo, el sistema hizo prevalecer la sostenibilidad financiera sobre el bienestar de los pacientes, lo que generó la presentación de millones de tutelas de personas para pedir un medicamento, lo cual es inconcebible en cualquier sistema de salud. La situación llegó al punto de que la Corte Constitucional, que hoy algunos quieren acabar, tuvo que tomar cartas en el asunto y en el año 2008 le dio 2 años al Gobierno para eliminar las inequidades del sistema.

Sin embargo, el gobierno de la época no pudo cumplir el plazo y por ello se declaró la emergencia socioeconómica en el año 2009, que reconocía en ese momento la grave crisis en la que se encontraba el sistema.

La situación es insostenible, por lo cual se necesita hacer una reforma radical del sistema que comience por elaborar un estatuto general de este, no redactado por los economistas y abogados que lideraron la reforma del 93, sino por médicos y asociaciones de pacientes, quienes son los únicos con los conocimientos y la sensibilidad para poder superar esta crisis.

La reforma debe tener componentes esenciales como la eliminación de las inequidades entre los pacientes, la revisión del modelo de aseguramiento para que se funde en la calidad y no en la obtención de beneficios, el fortalecimiento de la autonomía médica, la evaluación permanente de los prestadores del servicio, el aumento de la inversión de recursos estatales en la salud, el apoyo financiero a los hospitales públicos y la construcción de nuevos, el mejoramiento de las condiciones laborales de los médicos y el control integral de los precios de los medicamentos. De lo contrario, estamos destinados a estar otros 25 años con un sistema de salud en el que siga imperando el lucro sobre el bienestar de los pacientes.

Con base en este diagnóstico del sector, la propuesta de Germán Vargas se centrará en equiparar el sistema de salud para todos, implantando un modelo integral de atención que mejore la calidad de los servicios, garantizando que en los servicios básicos haya médicos generales capacitados en medicina familiar, enfermeras bien entrenadas con apoyo de médicos residentes y que en los hospitales exista suficiente disponibilidad de especialistas.

Es prioritario que el sector educativo forme a 5.000 nuevos especialistas en cuatro años, formación que se tiene que incentivar con una mejor remuneración. Este es el único camino para lograr que la salud sea sinónimo de buen servicio, no un problema para la comunidad.

LUIS FELIPE HENAO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA