Opinión

No se trata de reformar por reformar

En Colombia nos acostumbramos a que la forma de solucionar los problemas es crear nuevas entidades.

08 de mayo 2017 , 03:16 a.m.

Uno de los presupuestos esenciales para el éxito de la implementación del acuerdo de paz es contar con un modelo institucional capaz de garantizar no solo que la paz sea estable y duradera, sino también una estructura que dé confianza a los ciudadanos. Para ello se pueden acoger tres modelos: crear instituciones nuevas, adaptar las existentes, o transformarlas profundamente, lo cual implica grandes retos para el Estado.

En Colombia nos acostumbramos a que la forma de solucionar los problemas es crear nuevas entidades. Sin embargo, esto implica riesgos. En primer lugar, para que una entidad nueva funcione correctamente se requieren años o décadas. Los ejemplos de Justicia y Paz y del Sistema Acusatorio son testimonios de ello, pues luego de muchos años no terminan de funcionar bien. En segundo lugar, se generan periodos de transición que, si no tienen reglas claras de operación, producen inseguridad jurídica e impunidad. En tercer lugar, se puede descuidar el funcionamiento de las entidades existentes, mientras se instalan las nuevas.

Las recientes propuestas en materia electoral hacen necesario considerar los riesgos expuestos, pues la principal recomendación de la Misión de Observación Electoral consiste en crear dos nuevos organismos: el Consejo Electoral y la Corte Electoral, los cuales reemplazarían a otros existentes: el Consejo Nacional Electoral y la Sección Quinta del Consejo de Estado. Se ha propuesto, incluso, que los primeros miembros de la Corte Electoral sean los actuales magistrados de la Sección Quinta del Consejo de Estado.

La propuesta no constituye una verdadera reforma del modelo actual, ni representa mayores controles democráticos. Esto permite preguntarse si sería más eficiente una reforma de los organismos existentes y no la creación de nuevas entidades, más cuando la Corte Electoral cumpliría funciones que, en su mayoría, hoy realiza el Consejo de Estado.

El núcleo de la propuesta es modificar la elección de los miembros del Consejo Electoral, pasando de ser designados por los partidos políticos a ser escogidos por concurso, lo cual es acertado, pero puede hacerse a través de una reforma ordinaria y no acudiendo al ‘fast track’.

La conformación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), por su parte, sí es necesaria, pero su implementación está implicando retos frente a la jurisdicción ordinaria que no se están teniendo en cuenta. Ejemplo de ello son las peticiones masivas por la libertad de militares y desmovilizados que están llegando a los jueces ordinarios sin que se haya contemplado un plan especial para responderlas.

Mientras se seleccionan los magistrados de la JEP, se posesionan, hacen su manual de procedimiento y este se aprueba en el Congreso, pasarán muchos meses y en el entretanto los jueces ordinarios son quienes tienen que resolver estas solicitudes, sin que cuenten con nuevos recursos y lineamientos para hacerlo.

La solución no siempre es crear nuevas entidades ni reformar por reformar. Esto puede generar muchas expectativas, que no siempre se ven realizadas, cuando existen otras opciones como la reestructuración de entidades existentes, la modificación de sus funciones, o cambios en su esquema de funcionamiento.

Cuando sea necesario la creación de nuevas entidades, como sucede con la JEP, no todos los esfuerzos se deben enfocar en su implementación, sino también en la definición de reglas claras para ser aplicadas en el período de transición, pues durante este, son las entidades existentes las que deben dar respuesta a las situaciones del posconflicto.

Finalmente, no puede olvidarse que las reformas que se hagan a través de la vía del ‘fast track’ tienen vocación transitoria, lo cual permite crear organismos temporales como la JEP, pero no presentar reformas permanentes como la planteada por la Misión, las cuales deben tramitarse mediante el procedimiento legislativo ordinario.

LUIS FELIPE HENAO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA