Opinión

Comprar colombiano

Nuestro deber es no comprar más contrabando. Es ilegal y debería ser castigado.

08 de diciembre 2017 , 11:57 p.m.

En 1954, cuando el general Gustavo Rojas Pinilla estableció que San Andrés fuera puerto libre, la isla comenzó a llenarse de mercancía importada libre de impuestos. También se llenó de compradores, pues había productos muy novedosos o que comenzaban a ser indispensables. Por ejemplo, ese año, Fernando Gómez Agudelo trajo a Colombia la televisión, y, lógicamente, era necesario tener televisor. Como solo en San Andrés vendían televisores, había que ir a la isla a comprarlos. Entonces viajar a San Andrés fue una necesidad.

Importar mercancía se convirtió en muy buen negocio. Tan bueno que desbordó la capacidad de la isla y pasó a extenderse por varias ciudades del país continental. Pero, como la avaricia rompe el saco, por buscar siempre mayores ganancias, el negocio de importar mercancía traspasó las barreras de la legalidad y pronto se convirtió en contrabando. En el país se multiplicaron los almacenes atestados de mercancía importada ilegalmente, conocidos desde entonces como ‘sanandresitos’.

El contrabando, cada vez más variado y voluminoso, ha sido competencia desleal del comercio formal. Por lo tanto, comerciantes legalmente establecidos viven poniendo el grito en el cielo. Las autoridades les responden organizando batidas periódicas contra los muchos sanandresitos que funcionan en diferentes ciudades. Pero esas batidas han resultado flor de un día, pues, a la vuelta de nada, siguen llegando por tierra, mar y aire enormes cargamentos de mercancía importada ilegalmente.

Cuando el narcotráfico sentó sus cuarteles en Colombia, los contrabandistas se multiplicaron porque encontraron que la manera más fácil de lavar su dinero sucio era importar licores, cigarrillos, vestidos, zapatos, etc. Por eso, el contrabando se multiplicó. Y, como dice un editorial de EL TIEMPO, “ha llegado a ser un flagelo que alimenta todos los males que acechan al país”.

Para combatir el contrabando, que además de corromper a la ciudadanía destruye el empleo, usurpa y adultera marcas, existe la Dian, entidad que también, a punta de batidas, desarticuló en poco tiempo 42 bandas, capturó a 200 contrabandistas y retuvo 151 contenedores en los cuales había mercancía avaluada en 2 billones de pesos. Incluía varios millones de pares de zapatos y confecciones que valen 100.000 millones de pesos.

Combatido desde 1960, cuando comenzó a crecer, el contrabando no decae, no obstante frecuentes batidas de la Dian. Ante esa realidad tan preocupante, los ciudadanos deberíamos reaccionar empezando por no comprar contrabando. El dinero de la gente honrada no debe favorecer al contrabandista, pues perjudica la industria, el comercio y el trabajo de mujeres y hombres colombianos.

En defensa de la industria nacional, el Gobierno promueve la campaña ‘Colombiano compra colombiano’. Almacenes de todo el país están atestados de mercancía fabricada por manos colombianas. Y en la Feria Internacional está abierta Expoartesanías, en donde pueden adquirirse las más bellas y originales piezas, elaboradas con imaginación, amor y habilidad por nuestros artesanos.

Si comprar contrabando es fomentar la ilegalidad, en perjuicio de la industria, del comercio, del trabajo colombiano, nuestro deber como ciudadanos es no comprar más contrabando. Es ilegal y debería ser castigado. Mientras algo se hace al respecto, en esta Navidad apoyemos la industria, el comercio y el trabajo de nuestros compatriotas. Entonces, colombiano compra colombiano.

Aclaración. Mis disculpas al senador Juan Manuel Galán. Me dice que su aspiración presidencial sigue firme y que él no ha vetado al doctor De la Calle. Por error escribí lo contrario. Me excuso y lo lamento.

LUCY NIETO DE SAMPER
lucynietods@gmail.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA