Opinión

Punto de inicio

De nada servirá la advertencia si le continúan abriendo espacios para la ofensa.

19 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Se pusieron de acuerdo para rechazar la indecencia. Llegó la hora de cerrarle los micrófonos.

“Es hora de que el expresidente deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal”, escribieron, en una misiva, que titularon ‘Punto final’, más de 50 periodistas y líderes de opinión. De nada servirá la advertencia si le continúan abriendo espacios para la ofensa.

En In-Your-Face Politics, la profesora Diana Mutz, de la Universidad de Pennsylvania, exploró el impacto de la agresividad en programas televisivos de opinión. Su investigación demostró que la confrontación, cuanto más polarizada, más información transmite porque, con mayor facilidad, se graba en la memoria. Está probado que unos y otros buscamos similares en nuestros entornos físicos y digitales y solo vemos y escuchamos al contradictor en escenarios de opuestos. Al final, frente a un televisor, algo aprendemos y recordamos del otro. Pero hasta ahí llega el beneficio de la hostilidad en el debate.

Necesitamos imbuir el discurso ideológico con una dosis de civilidad. Hoy, los medios se enfrentan al desafío de construir audiencias con una mejor cultura política

La información recibida de esta forma acarrea un costo demasiado alto para una democracia porque produce la deslegitimación de la posición del contrario, con el agravante de que cada lado percibe la pugnacidad del contrincante y nunca la propia. Según Mutz, la discusión antagónica en exceso sí informa al televidente, pero también le refuerza sus posiciones iniciales y así contribuye a convertir el diálogo en un imposible.

Fueron los medios los que le permitieron a Álvaro Uribe desplegar su experticia en la intimidación del oponente. Quizás se trató de una lógica comercial, quizás fueron las convicciones ideológicas. La polémica produce altos ratings y, en su búsqueda, se terminan alentando posiciones extremas de lado y lado que no respetan límites. Los medios están en mora de dar pasos para la recuperación de la voz del centro, más respetuosa, más prudente y más sensata.

Un ciudadano está en todo su derecho de sostener que la Tierra es plana. Pero un medio de comunicación no está en ninguna obligación de cubrir su delirio. La verdad debe pesar más que la mentira, y la conversación necesita un mínimo acuerdo sobre hechos como punto de partida.

Quien da el mismo espacio a Álvaro Uribe para calumniar que a Daniel Samper para defenderse contribuye al deterioro de la deliberación democrática. Digan lo que digan, no es lo mismo la sátira que la calumnia. La burla de un nombre de pila o la publicación de unas fotografías, controversiales como fueran, no da pie a la acusación de “violador”. Los directores de medios deben tomar partido cuando los pronunciamientos de las figuras públicas coquetean con el craso engaño y hasta con el delito.

Necesitamos imbuir el discurso ideológico con una dosis de civilidad. Hoy, los medios se enfrentan al desafío de construir audiencias con una mejor cultura política. Si el grupo de firmantes de ‘Punto final’, que congrega a personas tan disimiles, logró consenso sobre un hecho especifico, también está en capacidad de decirles a los políticos de todas las orillas que existen mínimos de veracidad y comportamiento exigibles. El ‘Punto final’ no debería marcar más que un inicio.

LAURA GIL

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA