Opinión

Pelea de élites

Intentos de revocatoria muestran que el instrumento de participación se convirtió en revanchismo.

09 de mayo 2017 , 11:21 p.m.

¿Su candidato perdió las elecciones? No se preocupe. Siempre se puede acudir a la revocatoria. ¿Su alcalde podría resultar revocado? No desespere. Interponga recursos de ley.

Enrique Peñalosa pidió al Consejo Nacional Electoral revertir las resoluciones de reconocimiento de los comités promotores de su revocatoria. Enseguida, sus contradictores deslegitimaron el uso de las vías jurídicas y llamaron a un plantón.

Hoy, el ‘petrismo’ pretende dictar cátedra de democracia. Enfatiza la voluntad expresada por su líder de acudir a las urnas en contraste con uno a quien señala de recurrir a argucias legales. De hecho, Gustavo Petro sí intentó convertir una revocatoria en refrendación. O eso algunos nos quieren hacer creer ahora.

Como recordar es vivir, no sobra traer a colación la historia entera. Mientras el exalcalde se mostraba abierto a la votación, el movimiento que lo respalda organizaba la estrategia jurídica para torpedearla. De dientes para afuera, se pueden decir muchas cosas, pero los hechos hablan.

“Dos tutelas, una acción popular, una acción de cumplimiento, 194 derechos de petición y denuncias penales contra el director del censo electoral, los registradores y el representante Miguel Gómez Martínez, promotor del proceso” fueron interpuestas contra la revocatoria (EL TIEMPO, 5 de octubre de 2013). Luego, la guerra jurídica se encaminó contra la destitución.

En junio del 2013, el exalcalde decía: “He decidido renunciar a cualquier proceso de escrutinio de firmas. La ciudadanía debe ser convocada a decidir sobre su gobierno”. Un mes después, su defensa presentaba el informe de los grafólogos particulares sobre las firmas recogidas cuya verificación había obtenido mediante una tutela.

Gustavo Petro luchó a capa y espada contra la revocatoria y dejó el camino sentado. Estaba en todo su derecho. Su gobierno no hizo más que avanzar en lo que prometió en campaña. La estatización de las basuras, tan cacareada como justificación, había sido anunciada hasta en el programa depositado ante la autoridad electoral.

Hoy, Enrique Peñalosa sigue sus pasos y también tiene derecho a gobernar. El mandatario de Bogotá alega que su programa se está cumpliendo y, si el lector dudara de la intensidad del déjà vu, le bastaría con revisar la ponencia que su apoderado sometió a consideración de la Registraduría. “La campaña de quienes promueven la revocatoria de mandato del Alcalde Mayor se ha basado en manipulaciones mediáticas, en verdades a medias y en el ardid de tratar de exacerbar resentimientos basados en diferencias sociales”, afirmó.

Los intentos de revocatoria de Petro y Peñalosa muestran que el instrumento de participación se convirtió en uno de revanchismo. Para Juan Carlos del Castillo, profesor de urbanismo en la Universidad Nacional, ambos esfuerzos ponen de evidencia la incapacidad de las élites políticas de cooperar para hacer de Bogotá una mejor ciudad.

“Las ciudades que han logrado mejores desempeños no han sido aquellas que adoptaron como programa la ‘eliminación de unas élites en favor de otras’, sino las que, reconociendo la diversidad, construyeron una agenda y un consenso para lo público distintos a los más inmediatos intereses de sus facciones”, estimó Del Castillo. Mientras no seamos capaces de superar el canibalismo entre las élites, los resultados electorales solo parecerán interinos. La representación política seguirá en peligro; la ciudad, también.

LAURA GIL

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA