Opinión

Respeto por los fallecidos

No es justo con las víctimas que imágenes de ese tipo sean utilizadas como combustible de campaña.

30 de enero 2018 , 12:00 a.m.

Me pregunto si habrá alguien que el sábado pasado haya celebrado con la muerte de los policías de la estación de San José en Barranquilla. Me asalta la duda sobre si alguien habrá aplaudido las lesiones sufridas por uniformados y civiles tras los atentados en Soledad y el sur de Bolívar.

Me hago estas preguntas cuando veo y vuelvo a ver las espantosas imágenes que algunos medios publicaron y muchos políticos (hoy en campaña) replicaron para repudiar esos execrables hechos terroristas. ¿Debían publicarse esas imágenes? ¿Debíamos someternos a la crueldad de esas visiones para percibir la verdadera dimensión de las explosiones y la sevicia de sus perpetradores?

En cuanto a los medios de comunicación, considero que con la publicación de estas imágenes se ha rebasado el límite de la información neta, dando paso al amarillismo.
¿Qué urgencia tiene el lector de un periódico o de un sitio web informativo de ver cuerpos mutilados o policías desangrándose tras una explosión? ¿No basta acaso con el relato de los hechos y, tal vez, una foto de los uniformados cuando estaban con vida, que es como ellos merecen ser recordados por sus familias y el país entero?

Se trata de respeto por la memoria de unos muertos y unos heridos que no deben ver su pena convertida en espectáculo.

Tal vez la urgencia de los clics y la avidez por conseguir más y más lectores aquí nos llevó a ir más allá de lo que un periodismo responsable obliga. Y no es cuestión de sensibilidad o fobia a la sangre y los cadáveres, simplemente se trata de respeto por la memoria de unos muertos y unos heridos que no deben ver su pena convertida en espectáculo comercial para el bien de una publicación o un portal.

Respecto a los políticos, la cosa es a otro precio.

Aquí ya no hablamos de amarillismo, error editorial o descache. Quienes utilizaron estas imágenes dolorosas para publicar trinos contrarios al Gobierno o para promover su candidatura a equis o ye cargo de elección popular cayeron bajo, muy bajo.

No es justo con las víctimas, con sus familiares ni mucho menos con el elector que una imagen de ese tipo sea utilizada como combustible de campaña. Un muerto no es un trofeo. Una víctima no es un ventilador de esos que regalan en los encuentros políticos ni uno de esos tamales con los que llenan los estómagos de los hambrientos votantes. Un cadáver merece respeto, así como lo merecen aquellos que quedan en el planeta para llorar su partida. Sin embargo, quienes salieron a publicar esas fotos poca importancia le dieron a ese hecho: lo único que importa, al parecer, es que la gente salga con rabia a votar. Que el resentimiento sea el elector, no las ideas y las propuestas.

¿Que los hechos del pasado fin de semana deben obligarnos a revisar en qué se pudo fallar en términos de seguridad? No hay duda. ¿Que el Eln está mostrando los dientes y es hora de revisar si se sigue o no con el proceso de paz? Nadie lo pone en entredicho.

Pero, pasar de esos cuestionamientos lógicos a aprovechar el cruel asesinato de unos colombianos como carnada para pescar electores no deja de tener un tinte macabro.
No es el momento de dividirnos. No hay que dar gusto a los terroristas demostrando que ellos ganan sembrando miedo y zozobra. Por esto, así como quienes enarbolan la bandera de la seguridad piden respeto por el país, desde esta humilde tribuna yo les pido: respeto hacia los fallecidos.

* * * *

#PreguntaSuelta: ¿será verdad que a trabajadores (contratistas) de los ministerios de Vivienda, Salud e Interior no les han pagado lo correspondiente al mes de diciembre y los tienen trabajando sin contrato?

JUAN PABLO CALVÁS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA