Opinión

Paternidad responsable

Avanzar hacia una paternidad verdaderamente responsable se ha convertido en un imperativo.

24 de junio 2018 , 11:00 p.m.

El Día del Padre debería ser el día de la paternidad responsable, en este país donde proliferan el maltrato, el abandono y el abuso. Y que conste que me parece bien que a los buenos padres, a los que son responsables, amorosos, afectuosos, comprometidos y diligentes, les celebren su día, pero creo que las características colectivas del festejo en Colombia pueden conducir a que se pierda de vista la gravedad de los fenómenos de ausencia paterna y presencia violenta que se están presentando.

Y es justo y necesario que se reconozca a todas esas mujeres valientes, tiernas, perseverantes e invencibles que son, a la par, papá y mamá. A todas esas mujeres a quienes por distintas circunstancias de la vida les ha tocado, solas, sacar adelante a sus hijos a punta de empuje, ganas, sacrificio y amor.

Los patrones machistas en nuestra sociedad, particularmente severos hasta las generaciones que hoy tienen 50 años o más, condenaron a muchos hombres a renunciar o limitar su ternura e involucramiento en la dulce crianza de los hijos. Estaba mal visto e, incluso, se juzgaba como inconveniente que un padre ayudara a cambiar los pañales de un bebé, lo bañara, lo vistiera o le diera la sopa. Para eso, decían, estaban las mujeres.

Cuando un niño lloraba le decían que fuera hombre, que no llorara, que no se portara como una nena. Y cuando lloraba lo matoneaban por débil, por femenino, por cobarde. Según ese equivocado estereotipo, lo masculino era la fuerza, la severidad, la dureza, la autoridad exclusivamente. Las reglas eran por completo asimétricas. Los hombres, que no contribuían a tareas domésticas, todo lo podían, mientras que las mujeres tenían atribuciones limitadas, empezando por un régimen jurídico por completo inequitativo.

La suma de todas esas circunstancias, aumentada por los entornos de conflicto en Colombia, por una explosión de embarazos adolescentes con padres quinceañeros, por una creciente cultura del maltrato, por una estremecedora indolencia colectiva frente al sufrimiento de menores y de mujeres, incubó esta tragedia descomunal que hoy opera como un cruel multiplicador de abandonos en unos casos y violencias en otros en los hogares colombianos.

La paternidad responsable, en la medida de las posibilidades económicas de cada cual, implica asumir los costos de la nutrición, la salud, la educación, la recreación, en fin, pero no es solo un problema de plata. No basta con que giren dinero, compren juguetes caros y financien actividades de lujo a sus hijos. La plata no compra afectos ni suple el involucramiento personal de los padres en la crianza. El amor no se financia con plata.

Y, por otro lado, a los que teniendo dinero les niegan a sus hijos la cuota alimentaria y los condenan a pagar alimentos los deberían dejar en la cárcel por su crueldad. Yo apoyo el registro nacional de deudores de alimentos. No solo se deberían avergonzar, sino que la Sociedad debería ser explícita en los reproches a los que burlan las obligaciones con sus hijos. Los clubes sociales, por ejemplo, deberían suspender a quienes tengan obligaciones alimentarias pendientes. Ellos, bebiendo trago en el club y los niños, aguantando hambre en la casa. No hay derecho.

Y a los que condenan por alimentos y no tienen dinero los deben dejar trabajar para que la situación no empeore, asegurando que transfieran a sus hijos lo decretado.

Ser padre es lo mejor que me ha pasado en la vida. Lo más sublime. Lo más hermoso. Por eso me duele tanto lo que está pasando en Colombia. Avanzar colectivamente hacia una paternidad verdaderamente responsable se ha convertido en un imperativo para esta sociedad, que anhela la paz pero siembra violencia desde la cuna. Solo avanzaremos con paso firme hacia una sociedad reconciliada y en paz cuando los padres asuman sus roles con todo corazón y devoción.

JUAN LOZANO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA