Opinión

Francisco color verde

Nos preparamos con el corazón abierto para recibir con amor la visita del Papa.

04 de septiembre 2017 , 01:30 a.m.

El inocultable empeño del Gobierno de apropiarse con fines políticos de la visita papal y mejorar su maltrecha popularidad, induciendo a lecturas equivocadas sobre su doctrina y manejando los espacios oficiales con mezquinas exclusiones y a punta de roscas palaciegas, alejadas por completo de la reconciliación que tanto pregonan, ha generado, entre otros efectos, una insuficiente comprensión del alcance de la visita.

Afortunadamente, en contraste, hermosos testimonios, respetuosos, ponderados y eruditos, como el del nuncio apostólico en Colombia, Ettore Balestrero, han tenido inmenso valor espiritual para orientar a este pueblo bueno, que aguarda amoroso a Francisco con sincera devoción, con sincera ilusión y con sincera alegría.

Así, una de las más bellas dimensiones de la visita, ignorada casi por completo, tiene que ver con el poderoso mensaje medioambiental de Francisco, que se convierte en una refrendación viva de su encíclica ‘Laudato Si’’, sobre el cuidado de la casa común, en el país más biodiverso del mundo por kilómetro cuadrado.

“La cultura ecológica no se puede reducir a una serie de respuestas urgentes y parciales a los problemas que van apareciendo en torno a la degradación del ambiente, el agotamiento de las reservas naturales y la contaminación. Debería ser una mirada distinta, un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia ante el avance del paradigma tecnocrático”, escribió Francisco.

Nada más oportuno en momentos en que los ambientalistas de Colombia claman angustiados por el infame castigo presupuestal al medioambiente o por la debilidad de la Anla para hacer el seguimiento de las licencias ambientales que tantas, tantas veces hemos reclamado desde su creación, o por el galopante advenimiento del ‘fracking’, violando el principio de precaución, no obstante la voz de Luis Gilberto Murillo, que mandan a sofocar desde el Ministerio de Minas.

Nada más oportuno en momentos en que los informes de Caracol y RCN han dado cuenta de la degradación reciente de ecosistemas estratégicos y de imágenes alarmantes de Caño Cristales secándose, o de las mafias madereras que destruyen bosques en nuestros parques naturales, o de la presencia creciente de saqueadores de fauna exótica para vender especies amenazadas en los mercados negros. Nada más oportuno en momentos en que el mundo se estremece por los efectos del cambio climático inducido por el hombre.

Nada más oportuno en momentos en que quienes deberían estar enviando mensajes sobre su sincera voluntad de paz siguen volando oleoductos y contaminando nuestras fuentes hídricas. Nada más oportuno en momentos en que estamos, de nuevo, en el ojo del huracán por la multiplicación escalofriante de cultivos ilícitos estimulada por las Farc mientras negociaban sus acuerdos y aprovechada por grupos armados, ‘bacrim’ y narcos de todo pelambre que derriban selvas y bosques y ponen en peligro los páramos.

Nada más oportuno en momentos en que un frenesí de consumismo ciego y depredador se está apoderando de gruesas capas de nuestra sociedad, empezando por algunas élites que han perdido los valores tutelares del ser humano y naufragan en la búsqueda desesperada de riquezas que terminan siendo malditas, poderes que terminan siendo fugaces y aplausos que terminan siendo simples montajes de utilería oportunista y pasajera.

El llamado de Francisco es contundente: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar... Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos”. Bienvenido, papa Francisco, que su visita llene de amor a Colombia.

JUAN LOZANO@JuanLozano_R

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA