Opinión

‘Farcrim’, ‘bacrim’, disidencias y milicianos

Ojo con las disidencias de algunos frentes y la ‘Daniel Aldana’ de las Farc. ‘Farcrim’ a la vista.

12 de marzo 2017 , 09:07 p.m.

“Llego a Florencia y me informan ciudadanos que la mitad del frente 14 de las Farc, al mando de alias Alexánder Mojoso, sigue delinquiendo”.

“Alias Alexánder Mojoso, sindicado de múltiples crímenes, se llevó la mitad del frente 14 de las Farc y está dedicado al narcotráfico”.

“Población denuncia que disidencia del frente 14 de las Farc opera entre vereda Sardinata y Los Lobos, en Cartagena del Chairá. ¿Qué explicación hay?”.

Estas frases no son de Álvaro Uribe ni de ningún opositor del Gobierno. Son trinos de la cuenta de Germán Vargas Lleras. Del mismo que fue víctima de las envidias de algunos de sus compañeros ministros que impulsaron en el Congreso la reforma que aceleró su salida. Del mismo que anda en gira de despedida entregando sus ejecutorias, que se han convertido casi en lo único tangible en obras que tiene por mostrar este gobierno ineficiente.

Del mismo de los coscorrones. Del mismo que puso a la curia a explicar que monseñor Tamayo no usará tanga brasileña para celebrar el matrimonio de la buena ministra Elsa Noguera en ninguna playa de encuerados. Del mismo cuyas huestes parlamentarias tendrán que decidir hoy qué suerte corre la llamada JEP. Del mismo que será protagonista de primerísima línea en la carrera presidencial. Del mismo que entiende que si de verdad se quiere una paz sostenible, las disidencias de las Farc, las ‘Farcrim’ y las ‘bacrim’, deben ser combatidas ya con toda contundencia por el Ejército.

No le falta razón. Porque las disidencias de las Farc ya reconocidas, sin perjuicio de otras no confirmadas, según el informe de ‘Caracol Noticias’, se extienden a los frentes 1, 14, 7, 43, 36 y 58, más la columna móvil ‘Daniel Aldana’, en territorios de Guaviare, Vaupés, Nariño, Caquetá, Meta y Antioquia. La cosa es grave. El narcoimperio de las Farc, que ha sido un motor del conflicto, está convirtiéndose en objeto de disputa, al igual que los territorios que ocupaban las Farc.

Por culpa de un garrafal error del equipo negociador, casi tan grave como el cometido frente a los niños y las niñas reclutadas por las Farc, o el cometido por las omisiones en materia de desmovilización de los milicianos, las exigencias en materia de desmonte del narcotráfico fueron rimbombantes en el papel, pero difusas en la práctica.

Por eso las disidencias. Por eso el apetito de las bacrim. Por eso la semilla de las Farcrim, como si poco se hubiera aprendido del proceso con las Auc. Por eso las intensas batallas entre grupos armados para apropiarse de infraestructura, cultivos, rutas y socios. Por eso el revoloteo de carteles extranjeros para pelechar en este reacomodo.

La inmensidad del escándalo de Odebrecht restó importancia a la visita de William Brownfield, el agudo subsecretario de Estado para la lucha antidrogas en Estados Unidos, exembajador en Colombia. Dicharachero y amable, como lo ha sido siempre y buen conocedor de la narcoestructura colombiana, vino a repetir en nuestra propia tierra lo que dice el informe de la Secretaría de Estado en momentos en los que la ayuda externa de su país para el nuestro está amenazada.

Los mensajes son claros: que las Farc aprovecharon la negociación de paz para multiplicar cultivos ilícitos, que las Farc son el principal cartel de droga y que se requiere una acción drástica y certera contra el narcotráfico para evitar un traslado del aparato narcotraficante de esa guerrilla a otros actores criminales, con participación de sus antiguos miembros o sin esta.

Mientras tanto, en regiones como el Chocó se multiplica este drama de disputa sangrienta del territorio entre el Eln y las bacrim, que ha producido un doloroso desplazamiento de familias humildes que hoy suplican ayuda y piden la acción pronta de las Fuerzas Armadas, que parecen haberlos abandonado. Ojalá en el Ministerio de Defensa y en la cúpula militar entiendan bien la urgencia de este llamado a la acción.

JUAN LOZANO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA