Opinión

Los años maravillosos

Esa serie es como una seña masónica de una de las mejores cosas de la vida.

01 de febrero 2018 , 09:37 a.m.

Ayer hace treinta años exactos, el 31 de enero de 1988, empezó a emitirse en los Estados Unidos una serie de televisión que sigue siendo para mí la mejor que se haya hecho jamás, por lo menos la mejor que yo me vi hasta ahora y de verdad no creo que ninguna la vaya a superar, 'Los años maravillosos', la historia de Kevin Arnold y su vida en los suburbios recreada muchos años después por su voz de adulto.

En ese entonces, cuando la serie llegó a Colombia, tarde, por supuesto, nadie sabía acá lo que era una serie ni una temporada ni nada de lo que hoy parece tan obvio y que todo el mundo puede abrir y ver cuando quiera, aun en su teléfono. En ese entonces uno veía ‘programas de televisión’: enlatados que la industria nacional importaba a duras penas, doblados por los mexicanos y emitidos al azar cuando Dios quería.

Tuvieron que llegar, por la vía de las antenas parabólicas –con los años descubrimos que eran la piratería hecha institución y hecha orgullo de cada edificio–, los canales de televisión peruanos que fueron el bálsamo de toda una generación, la mía. Sí: la famosísima y siempre amada y recordada ‘perubólica’: el Netflix de nuestra adolescencia, qué nostalgia mencionar esos nombres: Panamericana, América, Frecuencia Latina...

Los canales de televisión peruanos que fueron el bálsamo de toda una generación, la mía. Sí: la famosísima y siempre amada y recordada ‘perubólica’: el Netflix de nuestra adolescencia.

En alguno de ellos, creo que Panamericana, daban todos los días a las 7 de la noche 'Los años maravillosos'. Primero daban otra serie gringa absurda a más no poder, 'Salvado por la campana', que uno veía por pura inercia y con tal de no hacer las tareas, a la espera además de que empezara lo bueno: las notas lentas de un bajo, muy lentas, y luego la voz cavernosa de Joe Cocker cantando 'With a Little Help from My Friends', de los Beatles.

Así empezaba 'Los años maravillosos', con esa canción en esa versión y con las imágenes de una cámara vieja, de otros tiempos, de otra época, que nos mostraban a una familia como cualquier otra en los Estados Unidos: una calle, una casa, un carro. Niños jugando, un asado en un jardín. En realidad era una introducción perfecta con escenas de un video casero en el que todos los personajes quedaban clarísimos desde ahí y para siempre.

¿Pero qué tenía de especial 'Los años maravillosos', por qué sigue siendo un objeto de culto para muchos de los que la vimos y la adoramos cuando teníamos la misma edad que su protagonista? Habrá quienes la odien, claro, como pasa con todo; incluso pasa con las mejores cosas, nada está libre en el mundo del desprecio y la maledicencia. Para otros, en cambio, esa serie es como una seña masónica de una de las mejores cosas de la vida.

Yo lo que creo es que estaba muy bien hecha, con excelentes actores y libretos, con una historia brillante que explotaba una de las grandes pasiones del ser humano –su rasgo distintivo junto con el amor, la envidia y la guerra–, la nostalgia. A eso hay que sumarle la música: la manera conmovedora en que la mejor banda sonora de todos los tiempos iba contando también la trama, la completaba y le daba sentido.

El argumento tenía una gran ventaja y es que Kevin Arnold, el protagonista, había vivido su infancia en los años 60, uno de los ‘veranos’ de la historia, una de las épocas en que más cosas pasaron. No sé si a todos los que la vieron les ocurrirá igual, pero la idea que tengo de la memoria es muchas veces la misma que la de la serie: la de una voz oculta que mira hacia atrás y comenta el pasado, lo desteje, lo corrige, se lo inventa.

Lo increíble es que ya ha pasado más tiempo desde 1988 hasta hoy que el que había transcurrido en la serie entre la infancia de Kevin y sus recuerdos, su relato.

Crecer es darnos cuenta de que ya no tenemos la edad de Kevin Arnold sino la de la voz que lo recuerda.

JUAN ESTEBAN CONSTAÍN
catuloelperro@hotmail.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA