Opinión

¡Por las abejas!

5 millones de europeos firmaron una petición y lograron prohibir sustancias que las desaparecían.

14 de mayo 2018 , 01:38 a.m.

Los europeos nos acaban de dar ejemplo: 5 millones de ellos firmaron una petición y lograron prohibir con ella tres sustancias que estaban haciendo desaparecer las abejas de la faz de la tierra.

Hablamos de la clotianidina, el imidacloprid y el tiametoxam, tres insecticidas neonicotinoides, así los clasifican, que no podrán ser utilizados al aire libre en 28 países del Viejo Continente porque envenenan a polinizadores como las abejas que dan miel.

Los tres insecticidas se utilizan en cultivos de maíz, canola, algodón y girasol. Aunque existen otros plaguicidas peligrosos, se trata de un paso fundamental hacia una agricultura sostenible y ecológica.

Además de unirse y firmar, los europeos escribieron a sus ministros de Agricultura y convencieron a sus gobiernos de escuchar a los científicos sobre los peligros que enfrentamos como humanidad por la matanza de las abejas.

Los cinco millones de firmas coordinadas por el movimiento global Avaaz catalizaron el resultado de una decisión continental en la que figuraron la Red de Acción en Plaguicidas, Greenpeace, Amigos de la Tierra y SumOfUs, además de comunidades diversas, científicos, apicultores, políticos y funcionarios, hoy defensores de las abejas.

Las abejas desaparecen por la reducción de su hábitat, por los incendios, los parásitos, la pérdida de diversidad genética y el cambio climático, pero ninguno de estos factores causa la escalofriante mortandad de abejas producida por pesticidas como los prohibidos.

Una sola abeja portadora de miel cae sobre unas 7.000 flores cada día. Para producir un kilogramo de miel, cada abeja debe polinizar cuatro millones de flores.

Sustancias como las prohibidas afectan el sistema nervioso de estos insectos, que, por efecto del veneno, se desorientan, pierden la memoria, no encuentran el camino de regreso y mueren.

Unos 81 millones de colmenas producen 1,6 millones de toneladas de miel a nivel mundial, un tercio de lo que se comercializa. Dicho de otro modo, de cada cuatro alimentos que usted recibe en su mesa, tres habrán llegado allí gracias a las abejas, polinizadoras de un 70 por ciento del alimento humano.

Lo que peligra, pues, es la misma humanidad y gran parte de la vida del planeta. Si las abejas se extinguen, se irán con ellas una multitud de plantas y detrás, acosados por el hambre, los seres humanos.

Han sido siete años de lucha para los europeos, gente que se movilizó desde todos los rincones del Viejo Continente para detener la acción de Bayer y Syngenta, multinacionales productoras y vendedoras de esos tres plaguicidas en numerosos países del mundo.

Leo que en Colombia se busca, en este caso, una mayor protección del Estado y que desde octubre cursa un proyecto de ley que busca declarar a las abejas, junto con otros polinizadores, de interés nacional.

Más allá de los esfuerzos ministeriales de Agricultura y Ambiente, de las iniciativas del ICA, la Anla y el Alexander von Humboldt, la idea es crear en nuestro país un Sistema Nacional de Apicultura y otros Polinizadores, que implemente una política nacional de conservación de las abejas y demás polinizadores.

Pero a este asunto le faltan también velocidad y fuerza, presión democrática. Le falta pueblo, lo que les sobró a los europeos. Que nos pongamos de pie y caminemos juntos por nosotros y por las abejas, que es lo mismo. Corremos el riesgo de vivir en un mundo sin ellas, y ya sabemos lo que eso significa.

Así que a movernos, a ver si pasamos de una agricultura de pesticidas peligrosos a otra en la que los alimentos se cultiven en armonía con la naturaleza, no contra nosotros mismos.

Aquí mismo firmo.

HERIBERTO FIORILLO

COLUMNISTAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA