Opinión

Vicepresidencia para las energías renovables

En la escogencia de acompañante deber tener peso el perfil para las labores durante el cuatrienio.

05 de diciembre 2017 , 08:15 p.m.

La Vicepresidencia, elegida en fórmula con el candidato presidencial, se resucitó en 1991, no sin superar fuertes debates en la Asamblea Nacional Constituyente. Tratándose de democracia, dije, que el pueblo decida. No más “señales de designado”, recuerdo, fue mi argumento, usando el símil del juego de la ‘pelota caliente’.

Desde la letra constitucional, ni más allá ni más acá, el acompañante presidencial, además de esperar una eventualidad de ausencia, debe realizar las actividades que el Presidente le designe. Ello, por supuesto, justifica el prosaico derecho de recibir unos emolumentos sin que se diga que se le paga con plata pública sin hacer nada, lo que, en términos fiscales, constituiría un detrimento patrimonial.

Así, pues, el primer 'Vice' después de revivida la figura, hoy en busca de votos para llegar a la presidencia, terminó en el servicio exterior, se dice, porque el Presidente quiso alejarlo de la crisis del llamado ‘proceso 8.000’ (acusaciones de infiltración de dineros del cartel de Cali en la campaña del presidente Samper) y que, finalmente, lo llevó a la renuncia y a la elección en su remplazo, en este caso, fue elegido el constituyente Carlos Lemos Simmonds (fallecido), el cual ejerció la presidencia por nueve días, en ausencia del titular por una cirugía a la que se sometió culminada la investigación y archivo del caso, concluyendo que el elefante –los dineros indebidos– ingresó a la campaña pero, por supuesto, a las espaldas del Presidente.

Tendría pertinencia usar la figura vicepresidencial para desarrollar las labores de la transición urgente hacia las energías renovables.

El cuatrienio de Andrés Pastrana escogió como fórmula presidencial al exgobernador del Atlántico Gustavo Bell Lemus, que, entre otras, se le asignó trabajo en el tema de los derechos humanos, atender los asuntos relativos a la lucha contra la corrupción, mientras Pastrana gastaba su prestigio en el despeje del municipio de San Vicente del Caguán (Caquetá) para adelantar conversaciones con la guerrilla de las Farc, proceso al que hoy le carga bronca.

Culminado el período pastranista, con el desbarajuste conocido, el candidato Álvaro Uribe Vélez (único que se negó a visitar la zona de distensión) se alzó con la victoria en fórmula con Francisco 'Pacho' Santos, primo hermano del actual presidente, y siguió con la tarea de entender los asuntos concernientes a los derechos humanos, incluido el desminado (en cumplimiento a la Convención de Ottawa) y los asuntos de lucha contra la corrupción, período que se alarga con la reforma del 'articulito' que revivió la reelección.

Santos ruta uno aceptó la Vice de Angelino Garzón, impuesto por Uribe, constituyente desbarrancado desde las toldas de la izquierda al uribismo, sin que se produjeran mayores cambios en los asuntos públicos que el Presidente señalará a su fórmula. Los cambios sustanciales, sin duda, surgieron durante la elección de Santos segunda etapa. Vargas Lleras, antes de renunciar, la metió toda en los asuntos de infraestructura y ministerios claves que, según se sabe, permitió el montaje del andamiaje con la cual el renunciado vicepresidente desarrolla su campaña presidencial. El reemplazo, general en retiro Óscar Naranjo, encargado de asuntos que denominan del posconflicto, hace enorme énfasis en el tema de la sustitución de cultivos de coca.

El breve repaso sobre las fórmulas vicepresidenciales, entonces, señala, entre otras, que en la escogencia de acompañante, además de los votos que sumen (alianzas políticas y regionales), finalmente tiene cierto peso y consideración el perfil del personaje para la asignación de las labores durante el cuatrienio. Superada la guerra, con un ministerio para el posconflicto andando, tendría pertinencia usar la figura vicepresidencial para desarrollar las labores de la transición urgente de una Colombia en la ruta de generar energías renovables, de la superación del actual modelo depredador del extractivismo minero y de los combustibles fósiles. Ojalá.

HÉCTOR PINEDA
*Constituyente de 1991

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA