Opinión

Justicia cognitiva, urgente

Se requiere con urgencia algo que digitalmente lleve a aligerar los procesos y ayude a los jueces.

27 de febrero 2017 , 04:00 p.m.

La justicia colombiana sí que necesita de la tecnología. Es cierto que ya se están implementando algunas aplicaciones que facilitan el trabajo diario de los juzgados, pero lo que se requiere con urgencia es algo que digitalmente lleve a aligerar los procesos y ayude a los jueces.

La computación cognitiva, una tendencia que está haciendo nacer aplicaciones que, basadas en la gran cantidad de datos disponibles sobre temas específicos, el análisis que se hace de estos datos y la inteligencia que se obtiene, podría ayudar a los jueces a tomar las mejores decisiones. De hecho, son aplicaciones que tienen la capacidad de analizar millones de datos, recordarlos y producir resultados inteligentes.

Si se le alimentan a una aplicación cognitiva todos los datos que hay en el mundo sobre el delito de secuestro, por ejemplo, y se analiza y se produce inteligencia sobre esto, podría ser de alguna ayuda a los jueces que tienen casos parecidos. Las leyes de los países son diferentes, pero son datos que el sistema puede analizar y asociar con inteligencia a todo lo demás.

Valga anotar que aún estamos un poco lejos de tener soluciones como estas, aunque ya en el tema médico existen, pero vale la pena pensar en que esto puede darse y que va a ayudar a nuestra desacreditada justicia.

No tiene sentido que en Colombia los abogados de la parte y contraparte de un proceso aparezcan en televisión para ser entrevistados sobre el caso que sigue vivo. Surge la pregunta: ¿será que los comparecientes a la entrevista están haciendo algo poco ético? Tampoco tiene sentido que el juez de un caso sea, el que sea, salga en diferentes medios de comunicación a explicar su sentencia. Una vez determinado el resultado de un juicio, el juez debe atenerse a él y no debería dar ninguna explicación ni sustentarlo en los medios.

* * * *

No es sino oír, ver o leer los diferentes medios de este país para ver lo mal que estamos. Corrupción, uso del ‘fast track’ de forma indebida –poniéndoles zancadilla a los colombianos–, bombas y muertos en ataques terroristas en Bogotá –algo que no sucedía hace rato y que contradice lo que el Presidente sostiene: que estamos en un país en paz– se han convertido en el pan de cada día.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

}

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA