Opinión

¿Cuándo Colombia fue exitosa?

Continuamos por el camino del fracaso aperturista globalizador, como un ciego que perdió la razón.

07 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

En una columna anterior, Raúl Prebisch: trasformar la economía’ (EL TIEMPO, 5 de junio de 2017), expliqué que el modelo de industrialización por substitución de importaciones (ISI) fue cambiado por la llamada “apertura”. En Colombia, este cambio se hizo en el gobierno de Cesar Gaviria, pero desde el gobierno de López Michelsen las élites colombianas venían haciendo el giro, supuestamente sobre el fracaso de la ISI. Pero ¿sí era tan malo el modelo de la Cepal?

Un estudio de tres economistas afiliados al Latin American Centre St Antony’s College (Oxford University), Pablo Astorga, Ame R. Bergés y Valpy Fitzgerald (PAV), en el documento ‘El nivel de vida en América Latina durante el siglo XX’, con datos contundentes demuestran que la ISI fue el período de mejor desempeño económico y social para Latinoamérica en todo el siglo XX, e incluso hasta el presente si se hiciera la comparación.

PAV dividen el siglo XX en tres periodos: 1900-1939, 1940-1980 y 1981-2000. El primer período estuvo basado en las exportaciones primarias, agrícolas y minerales; el segundo es el período de substitución de importaciones (ISI); y el tercer período es conocido como ‘la apertura’.

En cuanto al incremento del ingreso per cápita, una medida de progreso económico estándar, PAV señalan que “en los 6 países más grandes –Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Venezuela– creció solo 1,3 por ciento anual, entre 1900-1939. Esto se atribuye comúnmente a la dependencia de las exportaciones primarias como el principal motor del crecimiento en el periodo”.

En este período (1940-1980), la economía de los seis países más grandes de la región latinoamericana tuvo el mayor cambio estructural, con un crecimiento sostenido, relativamente estable

Entre 1940-1980, la tasa de crecimiento del ingreso per cápita se duplicó hasta el 2,7 % anual. Es decir, la mayor dependencia del mercado interno por la ISI, patrocinada por el Estado, fue una fuente importante de crecimiento durante este período.

En el tercer período, 1981-2000, que está asociado con las reformas económicas (neo)liberales en la región, incluida la estabilización monetaria, la apertura del comercio y las privatizaciones, el resultado ha sido un desastre con un 0,6 % en la tasa de crecimiento del ingreso per cápita promedio, aún más bajas que en el primer período de exportaciones primarias.

Los investigadores califican el período ISI como el mejor durante todo el siglo XX de manera contundente. “El período de 1940 a 1980 parece merecer una evaluación algo más positiva de lo que se ha hecho convencionalmente (por parte de los aperturistas). En este período, el crecimiento fue más alto que en el resto del siglo”. En las seis economías más grandes de la región –Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Venezuela–, consideradas como un grupo y que representan más del 60 % de la producción de América Latina después de 1945, el comportamiento de la tasa de crecimiento del PIB fue de 1,3 % promedia anual entre 1900-1939; 3,5 % anual entre 1940-1980; y entre 1980-2000 la tasa del PIB fue 0,6 %.

En Colombia, por su parte, el PIB creció 4,68 % (1950-73), 2,58 % (1974-89) y 3,69 % (1990-99), para períodos casi coincidentes con los usados por PAV, después de 1950.

En cuanto al comportamiento de los estándares de vida en la región, PAV usan el índice histórico de estándares de vida (IHSV) para el período 1900-2000, con los siguientes resultados: “El nivel de vida en los seis países más grandes se multiplicó por cuatro a lo largo del siglo como un todo. Sin embargo, aunque los estándares casi se duplicaron, pasando de 0,17 en 1900 a 0,30 en 1935 y a más del doble a 0,62 en 1980, solo aumentaron a 0,68 a finales del siglo”. Es decir, el período ISI también sale reivindicado en términos de estándares de vida.

En resumen, según PAV: “El período principal de desarrollo en Latinoamérica durante el siglo XX fue entre 1940 y 1980, cuando hubo un aumento sin precedentes en el crecimiento económico y el mejoramiento social. No es sorprendente que esto coincida con el llamado proceso de "sustitución de importaciones" en la medida en que la inversión pública y las iniciativas de educación básica y de salud dirigidas por el Estado estuvieran asociadas con el aumento de las tasas de crecimiento del PIB y la mejora en la salud, a pesar de las ineficiencias y distorsiones generadas por la industrialización forzada”.

Sin lugar a cuestionamientos, en este período, la economía de los seis países más grandes de la región latinoamericana tuvo el mayor cambio estructural, con un crecimiento sostenido, relativamente estable, y un mejoramiento de los indicadores sociales. Al contrario, “los períodos de 1900 a 1939 y de 1981 a 2000 registraron un menor crecimiento económico y una mayor inestabilidad”.

En conclusión, los autores señalan que las reformas de “apertura” del último cuarto del siglo no han cumplido su promesa” de mayor empleo, crecimiento y bienestar. Sin embargo, en Colombia, en particular, y en Latinoamérica en general, se continúa por el mismo camino del fracaso aperturista globalizador, como un ciego que ha perdido la razón.

GUILLERMO MAYA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA