Opinión

La paz desde la ética no neutral

Los obispos ven más allá de los acuerdos, "una Colombia nueva, reconciliada y en paz" e invitan a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a caminar hacia allá.

01 de septiembre 2016 , 06:07 a.m.

El cardenal Rubén Salazar ha explicado con claridad que el episcopado colombiano no es neutral respecto a la paz o la continuación de la guerra. La declaración de la última asamblea de los obispos, el pasado 8 de julio, lo expresa de manera directa: “La Iglesia, que siempre ha trabajado a favor de una salida negociada de la confrontación armada para que se superen todas las formas de violencia existentes en nuestro país, ve con esperanza el diálogo que ha tenido lugar en La Habana”. “Acogemos –dicen los obispos– la invitación del papa Francisco, de modo que la Iglesia en Colombia se convierta en un ‘hospital de campaña’ que, después de una guerra, se dedica con pasión a curar y sanar las heridas de tantas víctimas y a devolverles la confianza en el futuro”. Y, al dar valor a lo logrado en la negociación, enfatizan: “Hacemos un vehemente llamado a la guerrilla del Eln para que, interpretando el deseo de paz de todos los colombianos, abra sus puertas al diálogo y a la construcción de un país con justicia social desde la participación política y no desde las armas”.

Estos planteamientos de la asamblea episcopal están en línea con las palabras del Papa siete semanas después, cuando conoció el fin de las negociaciones: “Me siento feliz ante esta buena noticia... Confío en que los países que han trabajado por lograr la paz blinden este acuerdo para que nunca más se vuelva a un estado de guerra”. Un sentir que el Papa vuelve a repetir este miércoles, cuando recalca su apoyo al fin de las negociaciones y al proceso; y agradece, y declina por razones de la misión pontificia la invitación a nombrar a uno de los definidores del tribunal de justicia transicional.

En su declaración, los obispos se comprometen a “hacer seguimiento a la implementación de los eventuales acuerdos de paz, con una efectiva veeduría ciudadana y velando siempre por la consolidación de la democracia”; y toman partido por enfrentar las raíces profundas de la violencia: “No podemos –dicen– tener auténtica paz si no trabajamos juntos por erradicarlas”.

Ahora bien, los obispos ven más allá de los acuerdos, “una Colombia nueva, reconciliada y en paz” e invitan a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a caminar hacia allá. Piden que “el ideal de la paz no sea politizado y convertido en causa de polarización”.

Este es el contexto, nunca neutral, en el que convocan a todo el pueblo a participar en el plebiscito “de manera responsable, con un voto informado y a conciencia, que exprese libremente su opinión, como ejercicio efectivo de la democracia y con el debido respeto de lo que la mayoría finalmente determine”.

Esta llamada al voto en conciencia conlleva, por una parte, el respeto a la libertad ciudadana de una Iglesia que aprendió a no repetir los errores de ocho o más décadas atrás, cuando el arzobispo de Bogotá ordenaba cómo debían votar los católicos.

Por otra parte, como bien lo han mostrado los filósofos de la ética pública, cuando se enfrenta desde la orientación ética una disyuntiva social trascendental, como la del Sí y el No, que conlleva efectos graves en muchos aspectos humanos e institucionales, es parte del comportamiento en conciencia de quien opta en uno u otro sentido al ser consistente con la llamada interior de presentar ante los demás su decisión moral y dar las razones de su opción moral. Esta comunicación, que nace de la conciencia, clara y respetuosa de las opciones que tengan otros se hace para contribuir al discernimiento de cada ciudadano que ha de comprometer su integridad personal en la soledad de las urnas, y nunca para descalificar a quienes optan distinto, ni para hacer campaña, porque se está en el campo de la orientación ética y no en el de la contienda política.

Francisco de Roux

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA