Opinión

Un libro que conmueve

Cuando se nombra la literatura, con L mayúscula, parecería aun terreno minado para las mujeres.

02 de mayo 2017 , 11:07 p.m.

No me atrevería a decir hoy que las mujeres no existen como autoras en la Feria del Libro de Bogotá, pero que no existen como existen los hombres, que no cuentan como cuentan los hombres, que no son reconocidas de la misma manera que lo son los hombres, no hay duda.

Claro, muchos y muchas me responderán que las mujeres están muy presentes como autoras de libros de superación, de autoayuda, de cocina, de modas y decoración. Sí, esto lo sabemos: en lo que se refiere a las actividades que tienen que ver con el patio de atrás y para tejer los hilos de la vida que llamamos cotidiana, siempre hemos estado muy presentes aun cuando tampoco muy valoradas.

Sin embargo, cuando se nombra a la literatura, la gran literatura con una L mayúscula, es otro cuento porque parecería aun un terreno minado para las mujeres. Toca asumir y al mismo tiempo tratar de des-asumir ese papel de mujeres peligrosas, de mujeres transgresoras por haberse metido en un campo reservado durante siglos a los hombres.

Tener un cuarto propio para pensar, para aislarse de los ruidos de ollas de la cocina, de los llantos del niño, de la niña, para desaprender a bordar, a coser telas y géneros (sí, ¡este género de nuestras bisabuelas!) para tejer palabras en el silencio de un cuartico cerrado, ha sido una dura batalla. No obstante, gracias a muchas mujeres que nos precedieron y que estuvieron siempre dispuestas a romper todos los obstáculos porque intuían que el saber y muy particularmente la escritura eran la puerta abierta a nuestra liberación.

Y es en este sentido que muchas mujeres empezaron a escribir yéndose a un posible o imposible rincón y escribir y escribir para poder morir en paz, como nos lo recomendaba Monserrat Ordóñez hace unas décadas. Escribir con este sentimiento de que era definitivamente nuestra única manera de empezar a existir. Escribir no para ser editadas, no para ser reconocidas, sino para no perderse en este mundo tan poco hecho para nosotras. Escribir solo para reconocernos y sobrevivir.

Pienso particularmente hoy en Una librería en Berlín, de Françoise Frenkel, que acabo de leer con asombro ante lo que nos cuenta esta mujer algo misteriosa que vivió duros episodios de guerra con una generosidad y pasmosa valentía. Nos libra, sin nunca quejarse, un testimonio de lo que significó para ella, polaca judía, pasar casi 10 años de su vida huyendo del nazismo. Fue probablemente su corto pasado de librera en Berlín antes de los años 30 y su profundo amor a la literatura, a las letras y a la escritura lo que la salvó. Ella se había nutrido de la literatura francesa en su juventud y había leído prácticamente todos los clásicos franceses cuando abrió su librería.

No conocemos su rostro y solo sabemos que murió en Niza, en 1975. Treinta años después de haber terminado de escribir este manuscrito que está hoy entre los libros más leídos en muchos países del mundo. No soy crítica literaria, no obstante e intuitivamente la escritura de Françoise Frenkel me habló de manera que no podía dejar de pasar la página y de volver a pasarla casi hasta terminar el libro.
Me abstendré de decir que reconocí una escritura de mujer para no iniciar un debate inútil; solo diré, como decía Helène Cixous, que una mujer no escribe como un hombre, porque habla con el cuerpo. A veces añado yo que nuestra tinta no puede ser negra, sino blanca como la leche. En fin, un libro que conmueve. Un libro escrito para reconocerse, para sobrevivir en medio de esta jungla guerrera y muy seguramente un manuscrito escrito para no morir.

FLORENCE THOMAS
* Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA