Opinión

La ilustre impertinente

Esta mujer se lamenta de quienes se convierten en adultos y no se llevan nada de la niñez.

26 de junio 2017 , 11:38 p.m.

De los muchos visitantes que llegan a Bogotá para ofrecer conciertos, para dar conferencias, para decir misas, para enseñarnos cómo lo han hecho ellos, para aprender cómo lo hemos hecho nosotros, para sentarse a debatir, para pararse a criticar, pocos tan honrosos como la argentina que arribará el próximo fin de semana.

Me refiero a una de las más grandes filósofas de las últimas décadas: sin exageración y sin duda alguna. Una mujer que se ha enfrentado al imperio, que ha demostrado lo dañino del consumismo y la idiotez de los consumidores compulsivos, que ha criticado a los que son incapaces de ejercer el derecho a la duda y reciben las cosas como vienen, que se ha burlado de los que se sienten derrotados, de los que piensan que su tiempo ya pasó, de los que se conforman con las migajas, de los que han perdido la capacidad de asombro, de los que no ejercen el derecho a soñar, de los que creen que los sueños no se pueden hacer realidad...

Se trata de una mujer que es capaz de decir con muy pocas palabras lo que a otros les toma varias horas de aburridores discursos: y que explica la realidad con sencillez envidiable, con el ejemplo preciso, con las palabras justas. Una mujer que indaga, que jamás se conforma con lo aparente, que señala, que exige respuestas. Una mujer que conoce el poder enorme del humor: esa flecha que da en el blanco, y detrás de la cual hay –o debe haber– una exigente mezcla de talento e inteligencia... mezcla difícil de lograr, pero que permite alterar ligeramente las cantidades de los ingredientes, según si se quiere ser mordaz, impertinente, irónico o demoledor.

Esta mujer que se lamenta de quienes se convierten en adultos y no se llevan nada de la niñez –ni la curiosidad, ni la astucia, ni la transparencia– estará durante un mes en Bogotá, precisamente en el Museo de los Niños.

Se llama Mafalda, ha sido traducida a más de veinticinco idiomas, y su creador, Quino, ha recibido entre otros galardones el muy apreciado Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. En Bogotá, durante el mes de julio, se hará presente en la exposición ‘El mundo según Mafalda’: un mundo cuestionado desde su inteligencia de niña, desde esa posibilidad de decir lo que piensa sin filtros, de llamar las cosas por su nombre, de hacerles zancadilla a los poderosos. ¡Bienvenida!

FERNANDO QUIROZ@quirozfquiroz

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA