Opinión

Acelerador a la revocatoria

Las razones nítidas para pedir la revocatoria de Peñalosa se remontan a su primera alcaldía.

08 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

En una providencia de catorce páginas, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca (TAC), sección segunda, subsección B, con ponencia del magistrado Luis Gilberto Ortegón Ortegón, ha resuelto, entre otras cosas, “tutelar los derechos constitucionales fundamentales al debido proceso y a la participación de la conformación, ejercicio y control de poder político” correspondiente a los ciudadanos, en este caso representados por los accionantes de tutela, señores Augusto Alfonso Ocampo Camacho y José del Carmen Cuesta Novoa. …

“Ordenar al Consejo Nacional Electoral y a sus miembros que, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de esta providencia” (5 de diciembre), “agoten el trámite administrativo necesario con el fin de disponer la resolución de las recusaciones hechas a los magistrados Emiliano Rivera Bravo, Armando Novoa García, Felipe García Echeverry y Ángela Hernández Sandoval; una vez vencido el término inicial, el mencionado cuerpo colegiado deberá resolver de fondo la solicitud dentro de un término no mayor a diez (10) días”; … “Exhortar a las autoridades accionadas para que en lo sucesivo remuevan obstáculos y den celeridad al proceso revocatorio en virtud del mandato popular, así mismo se exhorta a los accionantes y al alcalde mayor de Bogotá para que de forma mancomunada presten su apoyo y permitan llevar a cabo dicho proceso participativo con la mayor trasparencia posible, haciendo claridad que los mismos pueden desplegar todo su arsenal legal para ejercer su derecho de defensa y contradicción”… “Advertir a las autoridades indicadas en el ordinal segundo” (El Consejo Nacional Electoral) “que el incumplimiento de lo dispuesto en este fallo dará lugar a las sanciones establecidas en el artículo 52 del Decreto ley 2591 de 1991”.

Transcribo este resumen de la resolución del TAC, porque no he visto en ningún medio de comunicación (salvo quizá una noticia minúscula en ‘El Espectador’) que se informe a los lectores ni una línea al respecto, no obstante que informar de manera objetiva, y amplia cuando el asunto lo acredita, es misión cardinal del periodismo. Así, por ejemplo, lo establece con claridad el documento impecable titulado ‘Manual de Redacción de EL TIEMPO’.

Podría mencionar otro poco de obras menudas que hizo Peñalosa en su primera administración, y de las que no quedó rastro, salvo en la contabilidad del D.C.

A lo largo de su exposición de motivos, el Tribunal no duda en definir el derecho de participación ciudadana adoptado en nuestra Constitución, como una de las garantías fundamentales para el ejercicio de una democracia verdadera. Implícitamente, pero sin ambigüedad, el TAC reprocha a los magistrados del CNE la actitud asumida por ellos para sabotearles a los ciudadanos de Bogotá su derecho a la participación y al control político de la administración. Y urge al CNE, tanto en la motivación como en el fallo resolutorio, para acelerar los trámites del proceso revocatorio, que el CNE ha venido ralentizando con toda suerte de marrullas.

Aunque se ha dicho hasta la saciedad, por este y por otros columnistas, no sobra reiterarlo. Los móviles que inspiran al 78 % de los ciudadanos a desear el pronto retiro del señor Peñalosa de la alcaldía no están basados en antipatías personales, ni en la falta de conexión de los bogotanos con las luminosas iniciativas del alcalde, ni en nada distinto a un amor entrañable por esta ciudad capital nacional a la que ninguno de sus habitantes le es extraño. Los que vivimos en Bogotá, nacidos en ella o fuera de ella, somos bogotanos, y nos importa Bogotá.

Las razones nítidas para pedir la revocatoria del alcalde Enrique Peñalosa se remontan a su primera alcaldía. Entonces, el Alcalde, que había anunciado la hechura del metro subterráneo, invirtió la plata del metro en el TransMilenio, y juró a los cuatro vientos que el TM hacía lo mismo y más que el subterráneo. Y sin consultar con nadie, como emperador que resuelve por su cuenta los destinos de su pueblo, lanzó la primera fase del TM por la avenida Caracas, una vía arteria que apenas se estaba reponiendo del estropicio sufrido a causa del “solobús” terrorífico del joven alcalde y alegre gigoló Andrés Pastrana.

Vemos a diario que el TM por la Caracas fue un desastre magno. No resolvió el problema de movilidad de pasajeros, pero sí creo un problema adicional, el de los rellenos fluidos. Tales rellenos les han ocasionado a la ciudad y al bolsillo de los ciudadanos un detrimento patrimonial rellenado que ya puede ir por los doscientos mil millones de pesos. La Secretaria de Hacienda debe tener el dato preciso.

La carrera 15. En 1999 la administración Peñalosa inició con bombo y platillo la remodelación de la carrera 15 entre la calle 72 (avenida Chille) y la calle 100. Se dijo que “la nueva 15” le equivaldría a Bogotá lo que a Barcelona sus ramblas legendarias. Un editorial de EL TIEMPO predijo que allí se estaba haciendo un esperpento, que no obedecía a ningún criterio urbanístico ni de paisajismo urbano, y que las Ramblas bogotanas se quedarían en veremos. A lo largo de estos diecisiete años hemos comprobado tristemente que el pronóstico de este diario no solo era por desgracia acertado, sino que se quedó corto. Ahora, en su segunda oportunidad, el alcalde que anunció con campanadas de júbilo mortal las Ramblas bogotanas en 1999, nos da la buena noticia, según lo leemos en una crónica del semanario ‘Zona’, de que se va a hacer la remodelación de la citada carrera 15. Como quien dice, la platica de la remodelación de 1999 se perdió. ¿Cuánto costarán las Ramblas bogotanas de la carrera 15 en el 2018?

Así podría mencionar otro poco de obras menudas que hizo Peñalosa en su primera administración, y de las que no quedó rastro, salvo en la contabilidad del D.C., donde debe estar consignado cuánto costaron. El espacio me exige saltar esos detalles.

El deprimido de la 94. Hace seis meses, al bendecir su inauguración, dijo el alcalde mayor que tras duros esfuerzos habían rescatado una obra que venía mal hecha, un adefesio ingenieril, y que su administración le entregaba a la ciudad un modelo de ejecución, una obra para sentirnos orgullosos. Esa obra modelo se inundó con el primer aguacero. Se dieron las explicaciones confusas del caso y se aseguró que el desperfecto estaba arreglado. En el último megaaguacero (hace unos diez días), el deprimido de la 94 se volvió a inundar. Sería mejor que dejaran ahí una piscina pública, antes de que ocurra una tragedia.

El paseo peatonal de la carrera 7ª. Aseguró la administración que lo entregaría para disfrute de los bogotanos, terminado entre la calle 15 (avenida Jiménez) y la calle 24, en octubre de este año. Octubre se quedó esperando. El ‘septimazo’ peatonal no ha avanzado un centímetro en dos meses. Bogotá, mejor para todos.

Con tales antecedentes, pueden los lectores utilizar su imaginación para adivinar qué nos espera con la parte toral del plan de desarrollo de Peñalosa: el metro elevado, el TM por la 7ª, la destrucción de la reserva ecológica Thomas van Der Hammen, sin contar las mil y una obras adicionales que el alcalde va a construir “por toda Bogotá” al mismo tiempo.

Tal perspectiva espeluznante es, o debería ser suficiente para apoyar la revocatoria del señor alcalde Mayor, Enrique Peñalosa, si el Consejo Nacional Electoral no opta, una vez más, por burlarse de la Constitución y de los tribunales que le ordenan acatarla.

ENRIQUE SANTOS MOLANO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA