Opinión

Los ojos en Macron

El presidente sigue dando pasos importantes para reformar Francia y fortalecer el proyecto europeo.

06 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Dondequiera se pongan los ojos, el liderazgo mundial parece bastante desalentador.

Theresa May se mantiene en la cuerda floja en una Gran Bretaña sometida a los laberintos del brexit. Los alemanes le acaban de dar un portazo a Angela Merkel, quien sobrevive con mandato electoral disminuido y desgastada por su larga permanencia en el Gobierno. Con Trump, Estados Unidos ha perdido lo que Joseph Nye llamara “poder blando”. Rajoy se ha mostrado incapaz de manejar el tema de Cataluña.

Putin y el Partido Comunista en la China no son opciones atractivas para ningún demócrata. Brasil, serio aspirante al liderazgo global hasta hace poco, sufre una de las crisis más serias de su historia.

Dondequiera..., excepto tal vez en Francia. Allí, Emmanuel Macron sigue dando pasos importantes para reformar su país y fortalecer el proyecto europeo. “La mejor esperanza” del continente, concluyó un informe de la última edición de la revista The Economist, cuya portada enfoca todas las luces en la figura del joven presidente.
No todos están de acuerdo.

Chris Bickerton, profesor de Cambridge, predice que “Macron será otro presidente francés fracasado” (The New York Times, 7/9/17). Aunque reconoce que su elección ha sacudido el “moribundo escenario político de manera profunda y duradera”, Bickerton no atribuye mayor significado al “macronismo” como proyecto político, que identifica con un “neoliberalismo convencional”.

La lectura del informe de The Economist sirve para confrontar la simplista y prematura condena del futuro de Macron.

Es un reto doble e inmenso: sin solucionar los problemas domésticos, Macron carecerá de credibilidad en Europa. Uno y otro exigen una política visionaria

Más allá de las simpatías naturales con los valores liberales defendidos por Macron, The Economist destaca cierta visión estadista de proyecciones europeas, manifiesta en días pasados en el discurso del presidente francés en la Sorbona. Es un reto doble e inmenso: sin solucionar los problemas domésticos, Macron carecerá de credibilidad en Europa. Uno y otro exigen una política visionaria. Y eso no le falta.

Distanciado de derechas e izquierdas, Macron ha querido también ofrecer algo más que lo que suele tildarse como el “centro”.

Lo mueve quizás su deseo de interpretar las preocupaciones específicas del momento, en defensa de la sociedad abierta y en contra de los nacionalismos xenófobos. Pero busca también responder, según The Economist, a la “crisis del capitalismo contemporáneo”, con fórmulas que permitan “proteger a los perdedores de la globalización” y evitar así el populismo.

El informe de The Economist resalta la capacidad innovadora de Francia, a pesar del peso de tradicionales inercias. Es un cuadro lleno de contrastes, en los desarrollos tecnológicos, urbanos, o en educación. Las reformas en la educación primaria, promovidas por el ministro Jean-Michel Blanquer (académico, autor y editor de varios trabajos sobre Colombia), parecen centrales al proyecto de Macron. Y se enfrentan a desafíos tan descomunales como las reformas de la legislación laboral

No es fácil, por ahora, ponerle etiquetas a Macron –la de “neoliberal convencional” utilizada por Bickerton no cuadra–. Ni tampoco parece ser la mejor forma de tratar de entender el sentido de sus propuestas.

Sus críticos acusan al “macronismo” de personalista y condenan sus despliegues de poder con tonos casi monárquicos. Es de la esencia liberal y republicana combatir toda concentración y afán del poder. Pero cualquier examen de Macron, y lo que representa, haría bien en tener en cuenta al extraordinario movimiento que lo acompañó (La République en Marche), que renovó casi por completo al parlamento francés.

En un mundo lleno de incertidumbres, y vacío en liderazgos, hay buenas razones para fijar los ojos en Macron y su movimiento.

EDUARDO POSADA CARBÓ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA