Opinión

Alfonso Fuenmayor en sus cien años

Es uno de los personajes inmortalizados en 'Cien años de soledad'; pero le huyó siempre a la fama. 

22 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

“Personaje literario sin proponérselo”. Así lo describió Julio Olaciregui en una semblanza en la que destacaba otros de sus atributos fortuitos: “Periodista por extravío, político por amistad”, y también aquellos que lo retratan de manera más fiel: “Lector por vocación” y “escritor por naturaleza”.

Alfonso es uno de los personajes inmortalizados en 'Cien años de soledad', junto a Germán, Álvaro y Gabriel. En 'Los cuentos de Juana', de Álvaro Cepeda Samudio, reaparece como el senador Fuenmayor. Este personaje de ficción, que en la vida real combinó todas esas otras tareas descritas por Olaciregui, es Alfonso Fuenmayor (1917-1994), el ‘maestro’, quien habría cumplido 100 años en marzo pasado.

Le huyó siempre a la fama. Quienes lo recuerdan, de inmediato resaltan su modestia. “Poseía una sabiduría devastadora, pero tenía la ventaja de que no se le notaba”, observó Heriberto Fiorillo al presentar la reedición de las 'Crónicas sobre el Grupo de Barranquilla', su único libro en vida, en el cual describió la vida cultural barranquillera en décadas de extraordinaria importancia para la literatura universal.
Así hubiese llegado por ‘extravío’, el periodismo fue el oficio al que se consagró.

Cultivó casi todos los géneros del periodismo sobre una enorme variedad de temas, aunque sus preferencias estaban en la cultura y los vaivenes de la vida urbana en su ciudad.

Fundador y director del semanario Crónica (1950-51), hizo carrera periodística en El Heraldo, como columnista, cronista y subdirector. Ya jubilado, reincidió. Ingresó a Diario del Caribe, donde dirigió con Jesús Ferro Bayona el suplemento literario del periódico, volvió a escribir columnas y crónicas (incluidas las de su libro), y en 1982 pasó a ser su director.

Cultivó casi todos los géneros del periodismo sobre una enorme variedad de temas, aunque sus preferencias estaban en la cultura y los vaivenes de la vida urbana en su ciudad. Una exquisita muestra de sus escritos fue recogida en la edición especial que Huellas, la revista de la Universidad del Norte, dedicara a su memoria.

Sus cartas de viaje son ejemplares de un género poco practicado entre nosotros, aunque se aparta quizás del típico relato de viaje, tan popular en el mundo anglosajón. Fuenmayor las escribió con cierta frecuencia, ya fuese desde San Francisco, rumbo a la Universidad de Stanford en 1957, o desde la Gran Manzana en 1981, donde dedicó su atención a la decadencia del jogging.

Barranquilla fue tema constante en sus columnas. No debe confundirse ello con el provincialismo.

Su preocupación general era la calidad de la vida urbana frente a los atropellos de la modernidad. Sus reflexiones sobre la ciudad iban acompañadas casi siempre con destellos de humor. En su 'Cuento donde aparece un burro' lamentaba la falta de medidas en una ciudad tan “asediada de necesidades elementales” que podía ser un “lío” establecer prioridades: “No voy a hablar del asno de Buridán, que, teniendo tanta sed como hambre e igualmente solicitado por un cubo de agua y un mazo de hierba, murió de hambre y de sed por no tomar una decisión”.

Su sabiduría se reflejaba en el trato que les daba a los temas cotidianos, en apariencia triviales, como los huecos de las calles. También, en la moderación de su juicio. ‘Ni más acá, ni más allá’ fue el nombre de su columna. En una de ellas, crítica de la “patriotería”, definió al fanático: “No piensa, no razona, como que se despoja de las cualidades propias de la inteligencia”.

“Voy a resumir para equivocarme menos”, anunció al escribir algunas “aproximaciones a García Márquez”. Escribía corto, con esmero y cuidado de la lengua. Pero la obra periodística de Alfonso Fuenmayor fue extensa. La Universidad del Norte conserva hoy su legendaria biblioteca, fuente importante para acercarnos a este maestro de las letras colombianas.

EDUARDO POSADA CARBÓ

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA