Opinión

Son las instituciones, estúpido

Quien resulte elegido el domingo debe priorizar el fortalecimiento de la institucionalidad pública.

11 de junio 2018 , 11:34 p.m.

Muchos colombianos enfrentan grandes temores en relación con el resultado de las elecciones del próximo domingo. Es el denominador común que une a los candidatos en contienda. Cada uno de ellos, a su manera y para un sector particular de la población del país, representa la antítesis del gobernante deseado y la garantía de que se viene un proceso atropellado y destructivo para refundar la patria a su imagen y semejanza. Y en la búsqueda de tal propósito, opinan los temerosos, se destruirá la maltrecha – pero estable – institucionalidad que hemos logrado desarrollar y que nos tiene como una de las democracias más sólidas (a nuestro modo) del continente latinoamericano.

Tales temores son el centro del debate más trascendental que se me ocurre podemos tener en el país de Macondo y de la Sierra Nevada. Un gobierno de turno y un presidente de cuatro años nunca podrán, por sí mismos, convertir a nuestra sociedad en una de carácter próspero e incluyente. En cambio, la respuesta para el futuro sí recae, en buena parte, en la capacidad que tengamos de construir un Estado con instituciones sólidas que superen a las personas y que logren constituirse en un verdadero esquema de contrapesos y de independencia entre las ramas del poder público.

James Robinson, quien ha sido profesor de Harvard y de la Universidad de Chicago, experto en Colombia y uno de los politólogos y economistas más influyentes de la actualidad, nos recordó esta fórmula en su presentación en el congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción en días recientes: existe una correlación, ampliamente demostrada y documentada científicamente, entre institucionalidad y prosperidad social. El investigador afirma que deberíamos tener un ingreso per cápita equivalente al promedio del grupo de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), y que la principal razón por la cual hemos fallado en esto radica en la debilidad de nuestras instituciones.

Como parte del mismo panel, Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, resaltó que según el índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), la principal brecha que enfrentamos es la débil institucionalidad. En dicho índice ocupamos el lugar 66 entre 137 naciones evaluadas, siendo nuestro peor desempeño el asociado con el componente de instituciones (puesto 117), en el que somos vecinos de Burundi y Nicaragua. En contraste, si lográramos equiparar en tal componente a Uruguay o Chile (localizados en las posiciones 34 y 35, respectivamente), lograríamos escalar numerosas posiciones y ubicarnos entre los primeros 50 del ranquin mundial de competitividad.

Sin caer en la ingenuidad de aspirar a una campaña electoral que no caiga en discursos efectistas y que se abstenga de mover las pasiones de los votantes, mi mensaje para los candidatos de segunda vuelta es que quien resulte victorioso el próximo domingo, priorice el fortalecimiento de las entidades públicas y el desarrollo de políticas de Estado de largo aliento, navegando hacia el imperio de la ley y, sobre todo, cuidando la Constitución de 1991, una de las principales conquistas de la sociedad colombiana.

Lo anterior urge en un país que desea dejar atrás los anaqueles de la guerra y que necesita encaminarse de forma definitiva hacia el progreso. Sin instituciones fuertes y sin políticas estables en materias estructurales, las aspiraciones de equidad y bienestar para el conjunto de la población permanecerán irresueltas. Acabados los discursos, llega la hora de proteger a nuestro Estado.

EDUARDO BEHRENTZ
En Twitter: @behrentz

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA