Opinión

‘Libre de indios, negros y campesinos’

Para detener ataques, el Fiscal y el Procurador deben conocer los proyectos en el pueblo kankuamo.  

22 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

El viernes pasado incendiaron dos centros ceremoniales del pueblo kankuamo en el corregimiento de Guatapurí. El año pasado, el 14 de febrero de 2016, ya había sucedido lo mismo en el corregimiento de La Mina. El 10 de enero de 2015 habían quemado otro centro ceremonial en Chemesquemena. Los tres corregimientos pertenecen a Valledupar. Quedan al noroccidente de la ciudad y están enclavados en la sierra Nevada de Santa Marta. Durante la terrible época de ‘Jorge 40’, entre 1999 y 2002, más de 300 familias kankuamas fueron desplazadas del corregimiento de Atánquez.

A simple vista, podrían parecer ataques propios de un brote racista entre paisanos, una especie de Ku Klux Klan local. Pero una violencia de esa estirpe, por ahora y menos mal, es imposible por estos parajes.

Me temo que los motivos de esa rabia son los mismos de las rabias nacionales que han producido todas las guerras de este país: la posesión de la tierra.

El pueblo kankuamo es dueño ancestral de las pocas tierras de su resguardo. Son custodios de la sierra Nevada, como lo son sus hermanos arhuacos, koguis y wiwas. Custodios de esos recursos naturales, de la preservación de esa valiosa y necesaria sierra selvática y nevada enclavada en el Caribe colombiano.

Pero esas tierras tan hermosas siempre han tenido pretendientes de este y de otros países. Pretendientes de esos que quieren comprar mujeres, de esos que han arrasado todo a su paso, al son de su ignorancia contumaz, su arrogancia y su irrespeto. Ese tipo de pretendientes quieren arrasar esos territorios. Convertir cada arbolito en un mueble, cada animal en un asado, la diversidad en monocultivos, los manantiales en acueductos.

Ese tipo de pretendientes son los que están arremetiendo contra el pueblo kankuamo. Ese tipo de pretendientes de la tierra también asesinó a sangre fría a Javier Montoya, en Nuquí. Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia quieren el control de todo el Caribe y el control del Urabá chocoano, incluyendo el litoral Pacífico desde Juradó, en límites con Panamá, hasta Pizarro, en las bocas del Baudó; y los paraísos del Caribe de Triganá, Playona, Acandí, Capurganá y Sapzurro.

Los paramilitares están de regreso. Y lo están porque son el brazo armado de personas que jamás fueron derrotadas, ni desmovilizadas ni extraditadas. Personajes que permanecen y han permanecido en la penumbra y quieren hacer de Colombia un ‘buen negocio’, pero sin contar con la gente. Solo vender a saco lo que hay. Recursos hídricos, mineros, bosques. Si pusieran un aviso clasificado, estoy seguro de que sería algo como ‘Biodiversidad a la venta, libre de indios, negros y campesinos’.

Esos personajes que permanecen en la penumbra, y gozan además de aceptación social total, tienen el poder económico suficiente para armar, fortalecer y conservar ejércitos privados de paramilitares que les sirven como mercenarios a sus causas. Y tienen permeado el Estado en todas sus instancias. De ahí su permanencia en el tiempo. Lamento decir que la guerra la ganó la mafia en este país.

Si el Fiscal y el Procurador (tan trabajadores por esta época preelectoral) quieren hacer algo de verdad para detener los ataques contra el pueblo kankuamo, tendrían que empezar por investigar qué proyectos se adelantan en ese territorio. Tal vez encuentren un proyecto de represa, un proyecto minero y uno de palma, solo para empezar y solo por encimita.

Ojalá les interese el tema, aunque no sea de ‘importancia nacional’. Solo es un tema de indígenas, negritudes y campesinos. Los tres grupos de colombianos más amenazados y más desprotegidos.

CRISTIAN VALENCIA
cristianovalencia@gmail.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA