Opinión

Entre ballenas y leones

Falta mucho para que las redes sociales sean lugares seguros para la vida y honra de las personas.

07 de mayo 2017 , 02:06 a.m.

Con razón, el mundo entero está preocupado con el peligroso reto de la Ballena Azul, que circula en redes sociales, con el cual incitan a niños y jóvenes a participar en 50 retos, al término de los cuales deben acabar con sus vidas. Tienen razón los padres de familia al tomar medidas frente a este tipo de amenazas, que, además, nos ponen en perspectiva otros riesgos a los que están expuestos niños y adultos en nuestra sociedad y a los que parece que damos menor importancia: el linchamiento en redes.

En este caso, a diferencia de la Ballena, no se trata de daños autoinfligidos: la víctima es un tercero, a quien no se le tatúa una ballena, pero sí un estigma. Defenderse de esa turba en la que se han convertido algunos escenarios en redes sociales es semejante a pararse en el borde de un puente, como ocurre en el mortal reto que circula en redes sociales. Y lo que está en juego puede no ser la vida, pero sí la reputación.

Las fotos de una niña de colegio que circulan entre sus compañeros en sus celulares es un riesgo para esa menor más inminente que la Ballena Azul. Buenas razones tienen, desde Bill Gates hasta Cristina Plazas, cuando alertan sobre la necesidad de aplazar el acceso a las redes sociales y a las comunidades virtuales desde plataformas como los teléfonos inteligentes.

Este no es un mal exclusivo de menores de edad, ni de celebridades públicas ni de políticos. Cualquiera, que tenga un contradictor lo suficientemente desalmado, puede caer en las garras de esas ballenas de cualquier color. Hemos visto crecer las mentiras más absurdas sobre personas que se sienten inermes para defenderse ante falsedades evidentes, que crecen como bolas de nieve sin que el afectado pueda detenerlas, y en donde no parece haber Dios ni ley.

Las marcas comerciales también están en riesgo de caer en esa terrible trampa. En estos días circulan en redes sociales videos en los que hacen creer que a los colombianos se les está vendiendo plástico en lugar de arroz. El Invima lo ha desmentido; de hecho, no existe prueba ni indicio alguno que sustente semejante afirmación. Pero el daño a la reputación de empresas colombianas, generadoras de empleo y crecimiento, es enorme. Sí, más grandes que una ballena. Ejemplos como este, en los que la honra de empresas y personas son puestas en entredicho, abundan.

El debate sobre la responsabilidad de los mensajes en redes sociales está planteado. Plataformas como Facebook trabajan en la identificación y desmonte de noticias mentirosas; algunos países han privilegiado el derecho al buen nombre y han logrado que información falsa sobre las personas sea eliminada de plataformas digitales. Pero falta mucho para que las redes sociales y los nuevos canales de comunicación digital sean lugares seguros para la vida y honra de las personas.

Mucho podemos hacer los ciudadanos para no caer en ese tipo de trampas. Para proteger a los niños, evitar que accedan a redes sociales antes de los 14 años. Para impedir acabar con la reputación de alguien, recurrir a lo básico, lo que hacíamos en tiempos no digitales: buscar fuentes de confianza y con rigor para fiarnos de la información que nos entregan. Y evitar ser como los asistentes al circo romano, que piden sangre para su diversión... en este mundo digital, nadie está exento de ser en algún momento carne para los leones.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA