Opinión

De la frustración a la esperanza

Ojalá en esta campaña se les ocurra rescatar la sabiduría de Mockus y construir sobre lo construido.

26 de marzo 2017 , 03:05 a.m.

Mientras Heráclito llora, Demócrito ríe. Sobre estas dos figuras se ha escrito, pintado y hablado a lo largo de la historia de la humanidad, desde los griegos. Simbolizan dos posturas opuestas ante una misma realidad. Simbolizan la Colombia de hoy.

Se acabó el conflicto armado de más de 50 años con las Farc, lo que hoy produce efectos inmediatos como tener la tasa de homicidios más baja desde 1974. Los heridos en combate, que en el 2011 fueron 424, a noviembre del 2016 fueron 36: 24 por minas antipersonales y 12 por armas de fuego.

Como Demócrito, muchos esperábamos que con el fin de las matanzas entre hermanos pudiéramos en el mediano y en el largo plazo construir una sociedad donde el ser humano fuera su centro, su dignidad floreciera, donde sus ideas e ideales tuvieran reconocimiento legítimo; un país donde todos pudiéramos vivir literalmente en paz y tranquilidad.

Pero vamos por mal camino, no por los percances naturales que pueda tener la implementación del acuerdo de paz, sino por el sello de Heráclito, el pesimismo, con el que algunos quieren que cerremos el capítulo de la guerra.

La verdad, hemos avanzado. Colombia es una de las revelaciones en educación, según el Foro Económico Mundial. En el 2016 obtuvo los puntajes más altos desde que inició la medición con las pruebas Pisa. Este gobierno le puso tatequieto al abuso de los precios de los medicamentos, que nos ha costado enfrentamientos con poderosas transnacionales. Cada día más turistas internacionales eligen a Colombia para sus vacaciones, al punto de que el turismo es ya el segundo generador de divisas, después del petróleo.

Sacar de la pobreza a más de cinco millones de colombianos, ser reconocidos por autoridades internacionales como un ejemplo de sostenibilidad fiscal, entregarles vivienda a cientos de miles de familias, mejorar miles de kilómetros de carreteras con infraestructura de calidad son logros que parecieran pasar de agache para una parte de los colombianos a quienes les interesa más el pesimismo que la realidad.

¿Qué tal si nos hubiéramos rajado en Pisa? ¿Si se hubieran seguido disparando los precios de los medicamentos? ¿Si millones de personas no hubiesen salido de la pobreza? ¿Si el turismo hubiese caído? ¿Si las calificadoras de riesgo hubiesen tasado hacia abajo el riesgo país? Ahí los titulares no pararían, y esos fracasos sí importarían.

Claro que tenemos problemas. Y serios. Pero no será el pesimismo de Heráclito lo que nos ayude a enfrentarlos. Retiremos de nuestro análisis sobre lo que pasa en el país ese elemento destructor, al que los jóvenes llaman la ‘mala vibra’. Cada gobierno, como toda obra humana, tiene defectos y equivocaciones. Pero no por ello se deben desconocer cambios históricos.

La psicología moderna recomienda el pensamiento positivo. Se ha descubierto que somos lo que pensamos. Ver lo mejor en el otro ser humano nos hace mejores a todos. Vivir para derramar odio y pesimismo es una de las causas de la miseria humana. Vivir en el pensamiento negativo lleva a la depresión, la enfermedad, al miedo y la ansiedad. Si este comportamiento puede destruir a una persona, imagínense el daño que le hace a una sociedad.

Ojalá en esta campaña se les ocurra rescatar la sabiduría de Mockus y construir sobre lo construido, en vez de tratar de cabalgar sobre el pesimismo y la destrucción.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA