Opinión

Alejandro no Magno

Y cuando pensamos que no puede haber más excesos y más abusos, el Procurador se supera.

28 de agosto 2016 , 12:44 a.m.

Los abusos del procurador Ordóñez en nombre de su fe y de sus aspiraciones políticas han superado todos los límites. Esta situación no es un simple enfrentamiento con el gobierno del presidente Santos, es un problema de todos. El odio y la intolerancia de un procurador no se pueden transmitir a una sociedad.

No puede ser que quien por mandato constitucional tiene la obligación de proteger a todos los ciudadanos abuse de su poder, actúe de manera sectaria y desconozca abiertamente la Constitución que juró defender. ¿Por qué nos toca soportar su desprecio por las libertades públicas, por los derechos de las minorías, su irrespeto por las instituciones y la despiadada persecución a quienes no se rinden a sus pies?

No es serio en los procesos, tampoco en sus declaraciones. Utiliza su poder disciplinario para manejar los debates públicos. Intimida a los funcionarios, y muchos evitan confrontarlo para no ser sancionados. Y si alguien se atreve a ponerle de presente ese tipo de actuaciones, acude a la mentira y a la trampa para hacerse el perseguido, la víctima.

El Procurador cree tener un poder amplio, sin mayores controles. No tiene pudor alguno ni recato en ejercerlo a su conveniencia, sin detenerse en garantías o respeto a los mínimos de justicia. Para decirlo sin tapujos, abusa en todo el sentido de la palabra.

Para constatar esto, basta leer las decisiones del Consejo de Estado que han tumbado sus arbitrariedades. No obstante, esas correcciones institucionales tardan mucho tiempo. Al tramitarse, ya el daño está hecho. Y los colombianos nos vemos obligados a pagar literalmente sus desmanes.

Además de desconocer la Constitución y la ley, también ignora a la Corte Constitucional y al Consejo de Estado. Porque no le gustan sus decisiones, porque no le convienen o porque van contra su fe. ¿Qué puede pensar un ciudadano cuando ve el maltrato del Procurador a la justicia? Para mantenerse en su puesto, Ordóñez ha actuado con absoluta deslealtad procesal, utilizando prácticas dilatorias de abogado leguleyo, evitando a toda costa que su juez natural se pronuncie en el caso de su reelección.

Alejandro Ordóñez desbordó con total impunidad el marco de sus competencias, él mismo fijó su límite: ¡ninguno! Esto hace que el poder no se ejerza dentro del marco legal e institucional, vulnerando sustancialmente el Estado de derecho.

Es el desafuero de los fueros. En la práctica, ¿de qué sirve una Constitución que declara derechos si su principal guardián y promotor no solo omite sus funciones básicas, sino que además nos lleva de manera permanente por el camino de la desinstitucionalización?

Y cuando pensamos que no puede haber más excesos y más abusos, el Procurador se supera. Lo que está haciendo con la paz es vergonzoso. Uno esperaría un mínimo de imparcialidad, pero es todo lo contrario. Se opone sin recato alguno y prohíbe autoritariamente a los demás que se pronuncien. Todo para su propio beneficio. El irrespeto que muestra por las instituciones es aberrante. Su poder lo basa en infundir miedo. Al lado del expresidente Uribe, hacen de Colombia la ciudad Gótica; aunque se creen Batman y Robin, en realidad cada vez se parecen más al Guasón y Harley Quinn.

Mi trino en @CeciAlvarezCorrea: Churchill dijo: “La guerra es una invención de la mente humana; y la mente humana también puede inventar la PAZ”.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA