Opinión

El espejismo del poder

Ahora, el falso superego es frecuente por las escasas cosechas de grandes hombres de Estado.

13 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Cuesta creerlo, pero el poder puede ser bueno, sin abuso y corrupción, aunque siempre, el ejercerlo afecta gravemente la humildad y el sentido de realismo del que gobierna. Puede ser desastroso. Aunque depende del cargo que se ocupe, la autoridad está rodeada del goce de símbolos, prebendas, servidores y áulicos. Siempre se da la razón a sus opiniones. Se cumplen sus órdenes sin dilación. Tiene toda suerte de comodidades, legales o abusadas. Choferes, secretarias, guardaespaldas, viajes nacionales e internacionales, hoteles suntuosos, fiestas de cumpleaños, homenajes, venias, halagos, regalos de subalternos, serviles llamadas, audiencias y citas para pedirle favores. Nadie se niega a pasarle al teléfono. Y goza de mucho más.

Todo esto le crea una falsa sensación de omnipotencia. Si pertenece a una familia de notables, el fenómeno se agrava. Cree que todo se debe a sus dotes especiales, superiores, naturales o heredadas. Su ego sube alturas inimaginables. Es víctima del espejismo del poder. Cree que todo es posible para él. Llega a verse presidente. Dominar un país.

El espejismo no le permite ver la realidad ni conocer el país. Si pensara un poco, sabría que al salir del cargo todo se esfuma. Pocos le vuelven a pasar al teléfono. Se acaban los halagos.

El fenómeno de sentirse más de lo que se es ha ocurrido siempre. Pero, ahora, el falso superego es frecuente por las escasas cosechas de grandes hombres de Estado. Cualquiera que ha probado el poder, no importa lo mediocre que sea, sufre del espejismo.

Las encuestas muestran que ningún candidato llega a una quinta parte de la favorabilidad del voto, aunque se hinche su pecho como de pavo.

Es evidente en estos días, en los que el país está en el ajetreo de recolección de firmas, primarias, precampañas y declaraciones varias. Las encuestas muestran que ningún candidato llega a una quinta parte de la favorabilidad del voto, aunque se hinche su pecho como de pavo.

Un amigo me dijo: “Ni uniéndolos haces un presidente”. En política, yo creo más en ideas y programas, en partidos y controles, que en caras bonitas, parentescos, gritos o falsas hojas de vida, en fin, espejismos. Arriesgando la arbitrariedad, pues ellos tienen pensamiento etéreo y carecen de claridad política, hice el ejercicio de agrupar a los candidatos según las tendencias que la gente podría atribuirles: izquierda, centro o derecha.

Será discutible, pero en la izquierda tengo a los siguientes políticos, con la intención de voto que reciben: Petro (14,3) + Claudia (6,9) + Clara (2,9) % ) + Piedad (2,2) + Londoño (antes Timochenko) (2,1) + Robledo (2,0). Para un total de 30,4 %. En el centro pongo a Fajardo (18,7) + De la Calle (9,1) + Galán (3,6). Para un total de 30,4 %. En la derecha están: Vargas (12,0) + Ramírez (8,7) + Duque (8,4) + Ordóñez (1,2) + Pinzón (0,9). Para un total de 31,2 %.Esta agrupación me da un país muy parejo en su fragmentación. Izquierda, derecha y centro tienen un empate técnico alrededor del treinta por ciento.

Visto así, ninguna de las pretensiones de los candidatos coincide con sus espejismos. Las intenciones de voto que reciben están por debajo del 20 %. Ni agrupándose logran un 50 %. Tampoco es factible que se unan para una acción política coherente, ideológica, programática. Para resolver los problemas del país. No son capaces, no sabrían cómo hacerlo y, además, cada uno de ellos es víctima de su espejismo político.

Visto así, estoy en el dilema de no saber por quién votar. Caigo en ese tradicional más o menos 60 % de abstencionistas. Como los campesinos y grupos urbanos marginados, pobres y muy pobres. Ellos se abstienen porque saben, lo han experimentado, que nada de lo que hacen esos políticos, tan prendados de sí mismos, mejora las cosas. Son farsas. No comparten el mismo espejismo.

CARLOS CASTILLO CARDONA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA