Opinión

Trump contra Irán (II)

Lamentablemente, lo que anunciábamos se ha cumplido hasta más allá de lo esperado.

20 de mayo 2018 , 03:28 a.m.

El pasado 24 de marzo, esta columna anunciaba la inminente posibilidad de la ruptura unilateral por el presidente de Estados Unidos del pacto para la desnuclearización de Irán. Donald Trump, rodeado de nuevos ‘halcones’, con Mark Pompeo como jefe de filas, y después de haber defenestrado al ‘aperturista’ Rex Tillerson de la Secretaría de Estado, estaría pensando en echar abajo uno de los logros de su antecesor Obama: el acuerdo por el que Irán renunció a desarrollarse como potencia nuclear a cambio de anular las sanciones que pesaban sobre el Estado islámico.

Lamentablemente, lo que anunciábamos se ha cumplido hasta más allá de lo esperado, y Oriente Próximo, la zona más inestable del planeta, empieza sufrir las consecuencias de que la mayor potencia mundial, presionada por sus aliados en la zona, Israel y Arabia Saudí fundamentalmente, vuelva a contar con Irán como potencial enemigo. Las autoridades israelíes han dicho a las claras que su objetivo principal es anular la potencia económica de Irán, a través de la vuelta de las sanciones. No el tema nuclear, supuestamente centro del pacto. Sería un sarcasmo por parte israelí esgrimir el “riesgo” que supondría Irán, que, desde la firma del pacto en 2015, se ha sometido a decenas de inspecciones de las autoridades nucleares de la ONU, que han verificado su abandono de la energía nuclear con fines militares, mientras que Israel mantiene un programa nuclear secreto, sin control del TNP (Tratado de no Proliferación Nuclear) con 200 cabezas nucleares en disposición de ser usadas para una guerra potencialmente devastadora.

Además, parece que en la decisión rupturista, prácticamente belicista, de Trump ha pesado la política interior de Estados Unidos en un año en el que se decide la renovación de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado y en medio de una campaña en la que trataría de halagar a su “electorado natural”.

Recordemos que el pacto ‘Plan comprensivo de acción conjunta’, firmado en 2015 y dinamitado ahora por Trump, se logró después de años de negociaciones y fue suscrito en Viena por los 5 países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y China), además de Alemania, y avalado por la Unión Europea. Suponía, en síntesis, que Irán renunciaba al arma atómica, sometiéndose a inspecciones periódicas, lo que ha cumplido, desmantelando todas las instalaciones que podrían tener esta finalidad, al tiempo que se le levantaban todas las sanciones económicas y el aislamiento internacional. Todo se ha roto unilateralmente a instancias de Israel y Arabia Saudí, que, según filtraciones del Departamento de Estado, secuestran la política exterior estadounidense en la zona.

De forma a mi entender humillante, los jefes de las primeras potencias europeas, Francia, Alemania y Gran Bretaña, acudieron a la Casa Blanca para rogarle al presidente Trump que no rompiera el pacto con Irán. Sin resultados. Recordemos las contorsiones de Macron y los fríos saludos de Angela Merkel.

Ahora, Europa se plantea seriamente el fin del seguidismo de Estados Unidos, empezando por ofrecer a los iraníes mantener el pacto firmado en 2015. Así se desprende de las primeras palabras de la canciller alemana después de su visita a Washington: “Europa ya no puede confiar en que Estados Unidos la proteja”.

El intercambio comercial entre europeos e iraníes ha sido muy intenso en los últimos años, grandes empresas industriales francesas y alemanas se han instalado en la República Islámica iraní. Por primera vez después de la segunda Guerra Mundial, Europa trata de mostrarse como potencia geopolítica autónoma. “Es inaceptable que Estados Unidos quiera actuar como gendarme económico del planeta”, acaba de declarar el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire. Por su parte, uno de los negociadores del pacto, John Hughes, experto del Departamento de Estado con Obama, declaraba estos días a propósito de la ruptura del Pacto con Irán: “El mundo es menos seguro, y se incrementa significativamente la posibilidad de un enfrentamiento militar”.

ANTONIO ALBIÑANA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA