Opinión

Gobierno, ¡no nos falle!

Museo de Berlín está dispuesto a devolverlas, espera que el Gobierno colombiano emprenda gestiones.

20 de junio 2017 , 12:45 a.m.

“No apostaría un céntimo por el futuro de un pueblo que no reconoce su pasado”. Así sentenció sibilinamente Paul Valéry, uno de mis pensadores medulares. Peregriné al sur de Francia, a visitar el pueblo de Sète, donde se encuentra el cementerio que él inmortalizó en su poema ‘El cementerio marino’, el más bello de la literatura universal, según los franceses.

Pero mi cuento va para otro lado, para San Agustín, en el Huila (Colombia). Los mayores filósofos de la historia (me explico, filosofadores sobre la historia), Spengler y Toynbee, sostienen que el siglo eje de la historia no es el siglo de Cristo, sino el comprendido entre los siglos VI y V antes de nuestra era, porque en esa época vivieron Confucio, Buda y Pericles. Y me entra una rabiecita porque creo que debieron añadir que en esa época llegó a su apogeo una misteriosa civilización que dejó los más impresionantes monumentos de piedra en el alto valle del río Magdalena, hoy territorio de Colombia, en la región denominada San Agustín. ¿Y por qué no lo dicen? No porque la estatuaria de San Agustín no sea realmente importante, sino porque, empezando por ahí, los colombianos mismos no la aprecian en toda su magnitud, como debieran.

Vive en San Agustín un norteamericano casado con colombiana y enamorado de esa región hermosa, y sobre todo de las estatuas y del mundo misterioso de quienes las tallaron, hasta el punto de que las ha dibujado todas pacientemente y ha publicado un libro sobre el ‘pueblo escultor’; y, sobre todo, ha emprendido una campaña para que vuelvan a su sitio las estatuas que se llevaron a Berlín. Se llama David Dellenback. Él me ha proporcionado valiosos datos sobre el problema de las estatuas ‘viajeras’.

Todos sabemos del antropólogo alemán Theodor Preuss, que en el siglo pasado investigó sobre culturas de México (huicholes y coras) y Colombia (uitotos, San Agustín y koguis). Sus investigaciones y descubrimientos sobre la estatuaria de San Agustín los llevó a cabo en los años 1913 y 1914 y, al igual que Hiram Bingham en Machu Picchu, no se regresó a su tierra sin llevarse algunos recuerdos de sus trabajos, con una diferencia: que Estados Unidos ya comenzó a devolver piezas de las incontables que Hiram empacó, mientras que Berlín todavía no ha devuelto ninguna de las 35 que Preuss se llevó, y no propiamente por mala voluntad del Museo Etnológico de Berlín sino por desidia y falta de interés del Gobierno colombiano. ¿Raro, verdad? Son 35 en total, 21 del ‘pueblo escultor’ y 14 que Preuss recogió a su paso por el departamento de Nariño.

Preuss murió en Berlín en 1938 y ya había envido al museo las estatuas que incomprensiblemente fueron a parar a los sótanos donde permanecían olvidadas y que por suerte se salvaron de los bombardeos que sufrió la ciudad al final de la Segunda Guerra Mundial. Allá fue a verlas y a desempolvarlas nuestro buen David Dellenback. El Museo de Berlín, sabedor de las leyes internacionales sobre tesoros-patrimonio de los países, está dispuesto a devolverlas, solo espera que el Gobierno colombiano emprenda las gestiones correspondientes. La Presidencia de la República, Minrelaciones Exteriores, Mincultura y el Icanh deben hacerlo. ¿Le fallarán a Colombia? Si así lo hicieren, ¡apague y vámonos!

* * * *

Algunas perlas. El Congreso no se reúne para sancionar a los inasistentes a las sesiones. ¡Avispados! Varios senadores no fueron capaces de dar cinco días de su sueldo para Mocoa. ¡Miserables! Seguiré con estas perlas, que nos hacen enamorar de nuestra clase política.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA