Opinión

Con licencia para robar

Debemos acabar esa sinvergüencería de que al que se declare culpable le rebajen las penas.

23 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

“Santofimio, a lujosa casa por cárcel sin reparar a sus víctimas” (nota de prensa). “Guillermo Pérez Ardila, representante de IPS, detenido por peculado y concierto para delinquir por el llamado ‘carrusel de la hemofilia’, se declaró culpable y tiene casa por cárcel. El peculado alcanza 40.000 millones y no tienen por qué devolverlos” (nota de radio). Esta justicia colombiana, o mejor, estos jueces nos están incitando a robar.

Un amigo me decía: “Lástima que no tengo dónde robar en cantidades navegables; porque si robo poco ahí sí me meten a la cárcel. Pero si robo multimillonadas, seguramente me dan casa por cárcel o compro al juez y me dedico a vivir sabroso viendo televisión y leyendo revistas y cuando acabe de cumplir el rico carcelazo salgo a gozar de las millonadas”. Mirándolo bien, y careciendo de ética, el hombre hasta tiene razón.

¿Cómo creer en un Estado cuya justicia es ‘vendida’, inconsistente y desvergonzada? A los colombianos de bien se nos retuercen las tripas (perdón por la popular expresión), se nos suben los apellidos a la cabeza y sentimos ganas se salir a gritar o a cometer barbaridades porque no hay derecho a que a estos señores de cuello blanco que han robado millonadas los manden a vivir rico en su casita y sin obligación de devolver lo robado.

Sigo con la noticia de la radio: “Los dueños de la IPS del ‘carrusel’ de la hemofilia han cambiado dos veces la razón social de esa empresa (su representante legal, uno de ellos es hermano del detenido de la casa por cárcel) para continuar contratando”.

¿Cómo creer en un Estado cuya justicia es ‘vendida’, inconsistente y desvergonzada?

Debemos acabar esa sinvergüencería de que al que se declare culpable le rebajen las penas y que al que se porte bien en la cárcel le sigan rebajando. El Presidente se comprometió a cumplir los propósitos del milenio, dos de los cuales son: acabar con la pobreza y con la desigualdad. ¿Desigualdad? Que todos los pícaros y condenados vayan a las cárceles donde van todos. La vida los trató bien, les permitió estudiar en famosas universidades, ganan fabulosos sueldos, gozan del favor de la sociedad...

Estos deshonestos tienen mayor responsabilidad que los pobres colombianos que no han tenido suerte en la vida, ni estudios, ni empleo y cometen actos ilegales y van a las cárceles inmundas donde literalmente se pudren. No, a los favorecidos por el destino y que seguramente han estudiado asignaturas que llevan el pomposo nombre de ética, ética profesional y afines, con mayor razón los deben encerrar en las cárceles corrientes y no en mansiones especiales, donde gozan de todos los lujos.

¿Dónde está ese rimbombante artículo de la Constitución que reza que todos somos iguales ante la ley? Nuestra justicia es como una telaraña que detiene las moscas y deja pasar a los moscardones. El Consejo de Estado echó para atrás, en buena hora, la jubilación de un congresista, Fernando Rueda Franco, que estuvo solo 49 días en el parlamento reemplazando a Luis Guillermo Vélez , jubilación que alcanzaba a 18 millones y un retroactivo de 1.200 millones. Lo “divertido” es que no debe devolver los 1.200 millones porque los recibió “de buena fe”. ¡Bonito así!

Nada que ver. Las ideas de todos los colombianos nos merecen respeto, incluso cuando a los cuatro vientos proclamen que Chávez fue el estadista más grande de América (William Ospina) y que Venezuela con Maduro vive una democracia perfecta y envidiable (Piedad Córdoba), así no haya comida, ni medicinas, maten a los jóvenes y encarcelen a la oposición.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA