Opinión

El patrimonio de las Farc

Si en la lista se omitiera algún bien patrimonial, quedarían excluidos de los beneficios de la JEP. 

02 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Asistimos, sin duda, al relevo de lo sustantivo por lo procedimental en nuestro orden simbólico. A falta de coherencia, el énfasis en los contenidos es reemplazado por la complacencia en el estilo (“se sacrifica un mundo por pulir un verso”, dijo el poeta Guillermo Valencia), lo inocuo cobra vigencia frente a lo trascendente.

Nada menos puede pensarse tras advertir la degradación creciente del debate público sobre la implementación legal del proceso de paz y las “contribuciones” que a tal situación hacen personajes cuyos conocimientos jurídicos están fuera de dudas, como el Fiscal General de la Nación, cuando se propuso rebatir en apenas doce puntos el extenso inventario de bienes de las Farc, entregado por ese grupo como parte de los acuerdos de paz.

Su descripción sumaria, el énfasis caricaturesco y puntillista, tenía la intención de menoscabar la sostenibilidad del proceso de paz, al que ya en otras oportunidades le ha clavado banderillas desgarradoras. Muchas de las cuales coinciden con el emponzoñado imaginario de la oposición.

Al elegir unos elementos –aparentemente nimios por su valor doméstico– y excluir (o minimizar) otros, o citarlos en lenguaje irónico, aspiraba a convertir la reconocida solidez institucional del proceso de paz en un objeto de dudosa fortaleza.

Se mostró sorprendido, por ejemplo, porque las Farc no hubiesen reportado ni un solo folio de matrícula inmobiliaria, ignorando que los inmuebles en poder del grupo insurgente no están matriculados, dada la clandestinidad de sus operaciones de cincuenta años de confrontación armada.

¿Qué ocurriría si un guerrillero –actor del conflicto político armado–, se presentara a la Oficina de Instrumentos Públicos a registrar los inmuebles capturados a la mafia paramilitar o a latifundistas despojadores de campesinos, ya incorporados a sus inventarios patrimoniales como “economía de guerra”?

Tanta audacia –subjetiva, no científica– sorprendió a la comunidad internacional y, por supuesto a quienes desde las ciencias sociales le aportamos a este campo de estudio e investigación, al tiempo que suscitó extraordinaria complacencia entre los adversarios de la concordia, es decir, entre las sectas políticas de Uribe Vélez y de Vargas Lleras, a cuyas hermandades cavernarias es afecto, si nos atenemos a sus declaraciones: https://www.las2orillas.co/alvaro-uribe-verdadero-patriota-nestor-humberto-martinez/.



Por cierto, el Gobierno Nacional expidió un decreto presidencial (el 903 del 29 de mayo del 2017) que establece un procedimiento de comparación de la realidad fáctica contra la lista entregada por el grupo insurgente. Si en esta lista se llegare a omitir algún bien patrimonial o de uso, esos ‘actores’ quedarán automáticamente excluidos de los beneficios de la JEP.

Las Farc han hecho algo no observado en ningún proceso de paz en el mundo, incluir bienes inmuebles que representarían una extensión superficiaria de 241.560 hectáreas, 20.597 cabezas de ganado, 167.500 gramos de oro, miles dólares y cantidades de dinero en efectivo: http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/pastor-alape-responde-a-criticas-del-fiscal-a-listado-de-bienes-de-las-farc-123516 .


Ese hecho notorio, igual que el cumplimiento en las fases de desmovilización, entrega de armas y de niños a la Comisión de Naciones Unidas, así como la conformación del nuevo partido merecen el reconocimiento de la sociedad toda.

No puede ignorarse que los más notables avances de la justicia restaurativa en los acuerdos de paz en el mundo fueron incorporados –mediante adaptaciones contextuales– a los acuerdos de La Habana, según lo confirmó, admirado, el mundialmente famoso sociólogo francés Michel Wieviorka, en reciente foro en la Universidad Nacional de Colombia, espacio en el cual –dicho sea incidentalmente– elogió el rol desempeñado por el jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle, como un estadista moderno e ilustrado hombre de paz “que los colombianos no pueden darse el lujo de desaprovechar en la reconfiguración de su destino”.

ALPHER ROJAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA