Opinión

El plan Canadá

El Gobierno propuso este plan con el objetivo de posicionar al país como un líder minero mundial.

27 de abril 2018 , 12:00 a.m.

Hace dos meses el gobierno de Canadá publicó un documento para discusión llamado 'Mining Ideas for the Canadian Minerals and Metals Plan', treinta y dos páginas donde describe la necesidad, avances, desarrollo y perspectivas del sector minero, y que busca crear un plan que se lanzará en 2019 para que la industria pueda hacer una mayor contribución a la prosperidad de sus habitantes.

El Estado canadiense tiene claro los recursos y las necesidades del país. El sector es el mayor generador de bienestar: en 2016 contribuyó directa e indirectamente con CAD$ 87 billones para la nación, y generó cerca de 600 mil empleos en todas las regiones. Además, invirtió más de CAD$ 13 billones en maquinaria, equipos e infraestructura que ayudaron a activar la economía.

A propósito, a más de 6 mil kilómetros de Ontario, gran productor de oro, cobre y níquel, se encuentran Cajamarca, Piedras, Tauramena, Cabrera, Arbeláez, Cumaral, Pijao, Sucre y Jesús María, municipios que han hecho consultas para prohibir las actividades mineras y de hidrocarburos, generando reducción de empleo y pérdida de regalías para proyectos sociales. Claro, hay que destacar que a más de 6 kilómetros de Ontario también existen 155 municipios colombianos que le han dicho sí a la minería como herramienta de desarrollo y progreso.

Las propuestas y los programas de los candidatos presidenciales son más difíciles de digerir para un sector grueso del público que unas cifras escuetas.

Volvamos a Canadá. En agosto de 2017, el gobierno propuso este plan con el firme objetivo de posicionar al país como un líder minero mundial y asegurar mayores avances en la industria. El proyecto final tendrá en cuenta la opinión del público en general, autoridades locales, industriales y comunidades, pues la concertación entre los diferentes actores es fundamental para sacar adelante a esta nación que está entre los cinco mayores productores de 13 minerales y metales: son número uno en potasa; número dos en uranio y niobio; número tres en níquel, cobalto, aluminio y platino; y número cinco en oro y diamantes.

Ellos reconocen que los minerales son esenciales para su desarrollo. La Asociación Canadiense de Minería lo ejemplifica: 30.000 toneladas de acero fueron necesarios para construir la línea de tren de Vancouver que transporta actualmente a más de 3 millones de pasajeros al mes; 1.1 kilogramos de carbón siderúrgico es requerido para hacer una bicicleta, y aproximadamente 100 toneladas de carbón siderúrgico son necesarias en la producción de acero para construir una turbina eólica. Canadá lo tiene claro: no se puede desperdiciar lo que genera beneficios.

Este país ha demostrado compromiso con los valores y los intereses de sus ciudadanos. Costas Melakopides, profesor asociado de la Universidad de Chipre, afirma que Canadá mantiene cierto idealismo pragmático al defender valores como la supremacía de la justicia, la satisfacción de las necesidades humanas, al tiempo que lucha por los intereses nacionales. Y aunque lo anterior es explicado desde el prisma de las relaciones internacionales, puede extrapolarse a las decisiones de desarrollo sostenible: mantiene el idealismo de la defensa del medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos, al tiempo que satisface las necesidades e insuficiencias de la población a través de la actividad extractiva.

El nuevo plan de Canadá para el sector minero está en construcción y posiblemente estará en marcha el próximo año. Esto es una muestra de que el desarrollo sostenible es real, y es posible, y que solo se logra con la armonía entre el gobierno, las autoridades locales, las comunidades y la industria.

En Colombia el camino también es la participación efectiva e informada, pero nunca la prohibición de una actividad constitucionalmente reconocida y legalmente promovida. Acá tampoco podemos desperdiciar los recursos que generan beneficios.

Adición: es difícil entender como las personas que piden prohibir la minería son las mismas que proponen energías alternativas, cuando las celdas solares, las baterías para los paneles y las turbinas de viento son hechas con minerales y metales como el níquel, cobre, cobalto, litio y grafito.

ALEJANDRO RIVEROS GONZÁLEZ

MÁS COLUMNAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA