Opinión

Basta de testosterona

Los hombres dominan de manera aplastante la política latinoamericana, y así le ha ido a la región.

29 de julio 2017 , 12:00 a.m.

El nuevo corresponsal de The New York Times para el Cono Sur, Ernesto Londoño –colombiano, por las dudas–, nos recordó esta semana que a fines del año, cuando los chilenos vayan a las urnas a elegir al sucesor de Michelle Bachelet, no habrá en todo el continente ningún jefe de Estado que sea mujer. ‘El eclipse de las mujeres en la política de América Latina’, tituló el periódico de manera críptica, acompañando el titular con una foto de la presidenta mirando a la lejanía. La última guerrera que queda en pie en el campo de batalla.

Y sí, es verdad que hubo un tiempo en que una buena porción de Latinoamérica era gobernada por mujeres. Y también es verdad que a algunas de ellas no les fue muy bien, como oportunamente lo menciona el periodista. Pero nada que no se parezca a cómo les ha ido a sus colegas varones, que, con contadas y a veces brillantes excepciones, acabaron pasando a la historia por incompetentes, corruptos o déspotas guiados no por el bien común, sino por su desproporcionado ego y su insaciable bolsillo. Sobre todo su ego.

Los hombres han dominado de manera aplastante la política latinoamericana, y así le ha ido a la región. Previsión de crecimiento en Latinoamérica para el 2017, según el Fondo Monetario International: un anémico 2 por ciento. Tendencia en la lucha anticorrupción: decidida y universalmente a la baja, según los rankings de Transparencia Internacional. Ubicación en las pruebas Pisa de educación: ¿realmente quieren saber?

Es importante que los hombres no sigan atornillados a las sillas del poder: porque ellos no serán los que les abrirán espacio a las mujeres.

La manera perversa como el poder político ha estado concentrado en un solo género crea una distorsión que no solo ha dejado por fuera la perspectiva de la mitad del planeta, sino que, además, garantiza que las cosas no cambien. Si el mundo es masculino por diseño, naturalmente a los hombres les irá mejor operando con esas reglas de juego que ellos mismos crearon. Por eso es importante que los hombres no sigan atornillados a las sillas del poder: porque ellos no serán los que les abrirán espacio a las mujeres. Michelle Bachelet, para no ir más lejos, ha hecho de la igualdad femenina una de sus banderas e introducido cambios para que los partidos tengan un 40 % de mujeres en sus listas de candidatos. A riesgo de simplificar, hay una verdad evidente: más mujeres en el poder producen como resultado más mujeres en el poder.

Claro que, para ser justa, hay una instancia en la que los hombres están dispuestos a abrirles espacio a las mujeres: es cuando las cosas están tan mal que ellos no quieren ocuparse y hay que traer a alguien que arregle el problema. Fue lo que pasó tras el brexit, la votación que determinó la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Cuando los hombres que lideraron la campaña que produjo el desastre no se hicieron cargo, llamaron a Theresa May. La primera ministra británica no es santo de mi devoción, pero, cuando a uno le piden resolver un problema insoluble, las probabilidades de que el problema sea realmente insoluble son, digamos, muy altas.

En pocos lugares es más evidente la necesidad de empujar a un lado de la arena política a todos esos hombres llenos de testosterona que en Estados Unidos. El espectáculo masculino del Senado tratando de aprobar a pupitrazos una ley para desmontar el actual sistema de salud y remplazarlo por nada fue tedioso. Para no hablar de la crónica diaria de cómo se sacan los ojos y se clavan puñales en la espalda los señores del círculo cercano al presidente Trump. Confieso que estoy un poco mareada de ver tanto macho vociferando.

Simple y llanamente, creo que es hora de que demos un ‘basta’ al dominio masculino en la política. ¿Cómo?, se preguntarán algunos. Fácil: empecemos en las próximas elecciones.

ADRIANA LA ROTTA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA