Opinión

Maluma y Mozart

Es más sencillo perseguir el cheque al final del mes que los sueños.

20 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

Publicó The New York Times una nota llamada ‘La miseria del mejor oficio del mundo’, acerca de las monedas que los medios pagan a los periodistas, una olla de la que no se habla porque, ¿quién tendría que destaparla si no los mismos medios? Los que estudiamos esto sabíamos que no lo hacíamos por plata, lo que no teníamos claro es que se iban a aprovechar de nuestro gusto por el oficio para sacarnos el trabajo gratis.

Pero esto no se trata del periodismo, sino de vivir con lo justo en tiempos donde el mundo, en teoría, avanza. Ya no un gremio, sino una generación, la de los millennials, se la pasa haciendo malabares para subsistir. Periodista o en los 20 de la vida, da miedo sentir que se sale uno del sistema, que el borde está cerca y que el que deja de remar se ahoga. Da angustia vivir del mes a mes y saber que una pérdida de empleo significa pasar de la escasez a la nada. Esa es la ventaja de quien vive del 'freelance', que afina su instinto de supervivencia. Cuando te aburres de tu empleo y de tu jefe, que es otra forma de decir que te has aburrido de la vida, mandas todo al carajo pero sin pelearte con el sistema, porque necesitas comer de él. Al comienzo te da pánico porque no vas a llegar ni al primer mes. Sobrevives al comienzo, y si tienes suerte y eres juicioso, te separas un poco de ese punto cero, esa fina raya entre estar apretado y no tener ni para el bus, entre el pobre y el mendigo. Unos se despegan más que otros, pero lo cierto es que nadie está exento de caer.

A usted puede no gustarle Maluma, pero a su favor hay que decir que no se quedó de oficinista ganándose dos mínimos

Igual, siempre será fácil quedarse ahí, apenas alejado de la línea de pobreza, haciendo lo mínimo para sobrevivir. Parece que la gente prefiriera vivir con lo básico para poder quejarse de que no le alcanza la plata. Cuando eres empleado, estás justificado socialmente, puedes trabajar ocho horas y llegar a casa a cebarte con internet sin que te dé cargo de conciencia, por eso es más sencillo perseguir el cheque al final del mes que los sueños. Y entonces no deja de sorprender que personas comunes y corrientes que se arriesgaron a poco descarguen su furia en quienes no se conformaron con lo que había.

Les pasa mucho a los futbolistas, por ejemplo. O tomemos a Maluma. No es que sea malo, es que no soportamos que un tipo de 23 años que afirma en precario español que tiene sexo todo el día, en efecto le sobren mujeres, fama y plata, lo que para sus seguidores es ser exitoso. Mientras, filósofos y académicos trabajan por casi nada. También hay tuiteros, pero los tuiteros están apenas un nivel por encima de los reguetoneros, y a diferencia de ellos, no facturan un centavo.

Y hasta ahora hablo de Maluma pese a que hace ya tiempo lo condecoraron en Antioquia, porque no suelo ser rápido en ese tipo de análisis. Con el reguetón me pasa lo mismo que con Jesús, murió hace dos mil años y todavía no me formo un concepto de él.

A usted puede no gustarle Maluma, pero a su favor hay que decir que no se quedó de oficinista ganándose dos mínimos y creyéndose en la cima del mundo mientras esperaba a que su jefe se jubilara para tomar su puesto. Esto sin que sobre aclarar que no lo admiro, y que para escalar en el mundo de la música también hay que tragarse sapos, y regalarse, y pagar payola, y hacer conciertos para borrachos. Mismos borrachos que de lunes a viernes trabajan en un call center y se tragan la basura de los demás, porque estar en servicio al cliente es una de las desgracias de la vida, pero luego van a Maluma, así no les guste, porque están saliendo con una mujer y con tal de acostarse con ella son capaces de cantar 'Cuatro babys'.

No nos adelantemos a decir que en el futuro la música de Maluma será apreciada como ocurre hoy con la de Mozart, que explotamos todos de indignación. Si les sirve de consuelo, si los líderes mundiales y la música siguen así, el mundo no va a existir para ese entonces.

ADOLFO ZABLEH DURÁN

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA