Opinión

Inversionistas de tercera

Tener con el dinero de la jubilación la misma relación que se tiene con Dios: pura cuestión de fe.

05 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

No tengo idea de cómo se manejan los fondos de pensiones, y eso que llevo quince años cotizando. Solo sé que hay que meter plata en uno de esos durante un montón de semanas y luego esperar a tener con qué vivir durante la vejez.

No se sienta mal si también es un ignorante, que el sistema pensional está hecho para que pocos lo entiendan. Una mañana cualquiera en la que usted coge lo que sea que coja a diario para ir al trabajo, parte de su pensión se va al carajo. Aunque no es tan así porque, y hay que ser justos, en el largo plazo hay rentabilidad y no detrimento, otra cosa es que haya trimestres en los que se presenten pérdidas. Esta no es la primera vez que usted pierde dinero con su fondo de pensiones, tampoco será la última, pero nunca el hecho había tenido tal repercusión en redes sociales, donde estamos listos para saltar por lo que sea, más si de nuestro dinero se trata.

Mientras más leo sobre la reciente caída de los intereses de los fondos de pensiones, menos entiendo. No sé de qué dependa que ganen o pierdan, y siento que, así me sepa a pizza hawaiana, no tengo de otra que confiar en que las cifras que nos dicen son las reales y que no se están llenado los bolsillos mientras públicamente declaran que sufren pérdidas. Imagine usted, tener con el dinero de la jubilación la misma relación que se tiene con Dios: pura cuestión de fe.

Le estamos dando nuestra plata a quién sabe quién, que a veces gana y a veces pierde. Es decir, somos inversionistas y no lo sabíamos.

El otro día, el presidente de Asofondos salió a explicar la situación con esta frase: “Lo que se presentó fue efecto de volatilidad de corto plazo después de los grandes resultados de la rentabilidad extraordinaria de 2017 en los fondos de pensión”. Volatilidad de mercados, ya estuvo, lo que más o menos viene siendo un ‘Ni preguntes, mejor sigue aportando’.

Lo que siento con todo esto, así como para hablar desde el instinto, es que le estamos dando nuestra plata a quién sabe quién, que a veces gana y a veces pierde. Es decir, somos inversionistas y no lo sabíamos. Usted puede ser obrero o biólogo, desconocer cómo se maneja el mercado bursátil o cómo cerró la Bolsa de Tokio, que igual está poniendo en riesgo su dinero por medio de terceros que, en teoría, saben lo que hacen.

Y no es que sea un inversionista de segunda por no saber lo que pasa con su plata; es de tercera porque tampoco puede escoger dónde poner su capital a ver si rinde o se evapora. Somos socios de los fondos de pensiones a la fuerza, lo cual no me deja del todo cómodo.

Y como que es una bomba de tiempo, más en las pensiones públicas que en las privadas, porque en las primeras hay gente que se jubila con mucho más que lo que cotizó. Esto quiere decir que hay un desajuste entre el porcentaje que se destina a las pensiones de los más ricos (los menos) y lo que les queda a los demás.

Yo me pasé hace cuatro años a Colpensiones dizque porque era mejor estar ahí que en el sector privado, pero parece que me equivoqué. Igual, yo cotizo por inercia, porque es una de esas cosas que nos dicen que hay que hacer, como votar. Por eso y porque toca para que me acepten las cuentas de cobro, que sin ese comprobante no te paga nadie.

Soy un preso más del sistema, la diferencia es que no preocupo. Desde hace un tiempo vengo pensando que el día que me quede sin dinero y sin esperanza, me suicido. Pero sin drama, sin victimizarme; interrumpir la vida como opción de vida.

Pero, como no me quiero matar porque vivir es muy bonito, estoy viendo qué me invento. Lo primero es no confiar en la gente a la que le gusta la plata, en especial la plata ajena. Lo segundo es adquirir cultura del dinero, ahorrar, invertir, comprar finca raíz, no depender de un sueldo, bobadas así. En definitiva, que el dinero de mi vejez no dependa de una gente a la que le importan más las tasas de interés que el bienestar de las personas.

ADOLFO ZABLEH

MÁS COLUMNAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA