Opinión

Promoción de exportaciones y creación de empleo

¿Cuál es el objetivo de los planes nacionales de promoción de exportaciones?

30 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Suele preguntarse qué pasó con el impulso y el ritmo del ambicioso programa de promoción y diversificación de exportaciones. La verdad es que acabó absorbido por el auge petrolero. A su fin, no le fue posible revivir por la asfixiante maraña impositiva que primero ahuyentara las sucursales de poderosas empresas extranjeras y luego habría de seguir ensañándose, con rico ingenio, en las nacionales de pura cepa.

Cabría toda una indagación sicológica para despejar de brumas la capacidad y la voluntad de ir encontrando nuevas denominaciones para una misma cosa y quedar en libertad de gravarlas como si entre ellas no hubiera estrechos nexos y rasgos comunes.

El fin era llegar al de rentas, 7O por ciento, por diversos caminos, sin reconocerlo ni legalmente aceptarlo. El chillido simultáneo de los afectados acabaría abriéndose paso, tanto más contando con la caja de resonancia de una campaña presidencial. Pueda ser que baste para poner freno a la fuga de capitales nacionales, tentados a seguir la huella de los foráneos.

La competitividad continúa siendo principio ineluctable en todo régimen de libre empresa, trátese de capitales foráneos o nacionales, pues al fin y al cabo deben concurrir en un mismo mercado, donde no hay discriminaciones de origen.

¿Cuál es el objetivo de los planes nacionales de promoción de exportaciones? Sin duda, el propósito de crear más empleo en el país de origen. Así ha sido a lo largo de la historia. Por ello mismo resulta desconcertante que una dependencia del Estado lo promueva y otra tienda a lo contrario con la suma y la incidencia de sus exacciones, inventándoles nombres o apodos, como si no fueran criaturas gemelas.

Bien hacen la Contraloría y la Fiscalía en destapar y buscar ponerles tatequieto a los pillos. Queda en manos de la justicia cumplir con su deber.

* * * *

A un acuerdo satisfactorio para la estructura de la JEP, cabe esperar que hayan de llegar por la misma autonomía mental de los participantes. Si se logró el entendimiento para poner término al largo y tempestuoso conflicto, no cabe prever dificultades invencibles para el manejo de sus implicaciones, habiendo tenido la oportunidad de conocerlas y aun de examinarlas a espacio.

En el pasado, digamos en la República liberal, había intensas controversias sobre la estructura del Estado, pero cabe reconocer que, aparte de los grandes jefes, todos estaban dominados por los profesores tutelares de las universidades de Londres o la Sorbona. Concretamente, por las lecciones de León Duguit o Maurice Hauriou o Gide y Rist o La Morandiere.

* * * *

Empezando por reconocer lo adjetivo de la cuestión, me siento obligado a tratarla. Estaba viendo televisión cuando del fondo de la pantalla salió una voz monocorde con el estribillo de “Augusto Espinosa, corrupto”. Por haber sido mi hermano mayor de ese nombre y haberlo llevado sin tacha en todas las posiciones públicas que honró con carácter erguido y abundantes luces, seguí la audición, hasta comprobar que no era en Colombia donde se daban esos gritos estridentes, sino en la República del Ecuador. Presumiblemente, porque allá hay un político con ese nombre. La transmisión provenía del canal NTN24.

Pero sirva esta más bien curiosa coincidencia para recalcar sobre la corrupción, que en Colombia cada día parece más arraigada y tristemente más inhumana. Porque no otra cosa se puede pensar y sentir al ver que en la contratación de la alimentación escolar de nuevo aparecen los inescrupulosos que se llevan los dineros para la raciones de los niños. Todo un crimen incalificable.

Bien hacen la Contraloría y la Fiscalía en destapar y buscar ponerles tatequieto a los pillos. Queda en manos de la justicia cumplir con su deber.

ABDÓN ESPINOSA VALDERRAMA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA