Opinión

Solidaridad con Portugal

El bosque nativo y su biodiversidad son pérdidas incalculables que sentirá el Viejo Continente.

23 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Acaba de ocurrir en Portugal -país próspero de la península ibérica, vecino de la solidaria madre patria, España- una tragedia inesperada, como su editorial refiere, en Pedrógão Grande.

En la conocida nación de Cova de Iria, una chispa se originó por un rayo que hizo cortocircuito sobre un árbol.

Un incendio voraz arrasó todo a su paso por la región de Leira y dejó un luto de marca mayor: 64 fallecidos y 204 heridos. Se espera ya un pronto cese del fuego. Es prudente cerrar carreteras y no crear tragedias ni desastres con efecto dominó. El presidente Marcelo Rebelo de Sousa declaró luto nacional de tres días. El primer ministro, Antonio Costa, contó 48 personas en el trancón de la muerte.

El bosque nativo y su biodiversidad son pérdidas incalculables que sentirá el Viejo Continente en esta globalidad ecosistémica.

La tierra de José Saramago, Paulo Coelho y los vinos espumosos demanda solidaridad y acompañamiento.

- Diego Casabianca Escallón
Bogotá

La cenicienta de Colombia

Señor Director:

Lamentablemente, al contrario de las artes y las letras, la investigación científica continúa siendo la cenicienta en Colombia. Los aportes del Gobierno Nacional a la ciencia son todavía insuficientes para que los científicos puedan desempeñarse con mejor prontitud en cuanto a resultados.

Al cesar parte del conflicto armado en muchas áreas selváticas, se ha abierto el abanico investigativo. Gracias a la ‘santa ciencia’, aún quedan recursos elevados de minerales y especies de flora y fauna listas para ser descubiertas, redescubiertas y catalogadas; a partir de estas podrían hallarse curas universales para cánceres, hepatitis, gripas, ébola, lepra, malaria y otros padecimientos.

- Fernando Cortés Quintero
Bogotá

Construcción verde

Señor Director:

EL TIEMPO (10-6-17) nos informa de la certificación para el centro comercial Plaza Central, en Puente Aranda. Según este diario, recibió un premio otorgado por el Consejo de Construcción Verde, de Estados Unidos.

Una de las características del edificio es la utilización de aguas lluvias para labores de aseo. También, ventilación natural. De otro centro comercial leímos cómo tiene fotoceldas para captar la energía solar.

Aunque se trata de iniciativas privadas, dadas las condiciones de cambio climático y pronta escasez de petróleo propio, esto debería convertirse en exigencia para las empresas constructoras.

En los conjuntos residenciales se malgastan las aguas lluvias, que, después de ser llevadas a depósitos por medio de bombas eyectoras, son revueltas con aguas negras.
Por ahora, los colombianos debemos premiar con nuestra visita los edificios que tengan estos beneficios, esto lo hicimos con mi familia la semana pasada.- Fidel Vanegas Cantor

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA