Opinión

Salvar la paz

No existe acuerdo de paz en el que no se haya implementado una justicia transicional para lograrlo.

07 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Acerca de su editorial ‘La paz nublada’, en el 2006 Uribe le ofrecía elegibilidad política a la guerrilla. Era consciente de que no existe acuerdo de paz en la historia reciente, desde el de Sudáfrica hasta el de Irlanda del Norte, en el que no se haya implementado una justicia transicional para lograrlo. Lo que no nos imaginábamos es que hoy el Congreso y los partidos obstaculizaran eficientemente los acuerdos, aprovechando penosamente la coyuntura para, en un frenesí de oportunismo politiquero, tratar de aglutinar indignaciones y falacias a costa de arriesgar la paz.

En estas circunstancias, el Presidente tendría que decretar la conmoción interior, puesto que la paz lograda con ingentes esfuerzos y la seguridad del país están en grave riesgo. La politiquería lo condenará, pero la historia se lo agradecerá.Carlos H. Quintero B.

Adiós al maestro Jaime Llano

Señor Director:

Sin exagerar, el organista del siglo XX en Colombia fue Jaime Llano González. Titiribí (Antioquia), junio 5 de 1932- Bogotá, noviembre 6 de 2017. Autodidacta del órgano eléctrico, no tuvo estudios de conservatorio. Brilló con luz propia. La medicina perdió un posible gran galeno al abandonar este sus estudios, pero la música y el folclor colombiano ganaron. Pasillos, torbellinos, bambucos, cumbias, gaitas, porros, guabinas, merecumbés, demás aires y ritmos fueron interpretados por el virtuoso maestro de maestros. Recorrió toda Colombia, pero también su órgano viajó a Europa, Lejano Oriente, Estados Unidos y Latinoamérica. Recordamos en la radio: Al estilo de Jaime Llano y Fantasía con su colega Oriol Rangel (+). Adiós amigo-maestro, la orquesta celestial está de plácemes por recibirlo; al tiempo que su órgano terrenal llora su ausencia.

Helena Manrique Romero
Bogotá

Alemanes en Tunja

Señor Director:

Posiblemente Hitler no estuvo en Tunja. Lo cierto es que en 1950, como redactor de un periódico local, fui informado de que en una casa esquinera, en la calle del antiguo Teatro Municipal de esa ciudad y frente al hospicio, habían escondido a un extraño personaje alemán, que así como días antes anocheció allí, no amaneció cuando con un acompañante de su raza abandonó el refugio. Esta “chiva” la corroboró un tendero vecino a tal casa, quien dijo haberla recibido de una fuente seria y confiable. ¿Quién fue aquí misterioso alemán de paso por Tunja?...

Miguel Roberto Forero García

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA