Opinión

Recuperar el tren

Produce tristeza saber que dejamos acabar este sistema de transporte que es orgullo en otros países.

22 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Muy bien por su editorial ‘Férrea esperanza’ (21-05-2018) sobre las vías de los trenes en Colombia. Produce nostalgia y tristeza saber que prácticamente dejamos acabar este sistema de transporte que es orgullo en otros países. ¿Cómo no tenemos un tren rápido de pasajeros por Boyacá y Cundinamarca y hacia los Santanderes, ni tampoco unos de carga más eficientes? ¿O tan siquiera cómo no se aprovecha mejor la línea que atraviesa Bogotá? Ha habido desidia. Dejar acabar la Flota Mercante Gran Colombiana y los Ferrocarriles Nacionales fue desastroso para la economía nacional. Pero no es tarde, candidatos, hay que recuperar el tren. A través de concesiones, digamos con la China, podría modernizarlos…

Pedro Samuel Hernández

Un disfraz de democracia

Señor Director:
Es justo reconocer que se sabía que Maduro ganaba las elecciones del domingo pasado porque es una dictadura que obliga a votar a los carnetizados, y que inhabilitó o desterró a los candidatos fuertes de la oposición. Además, con todos los poderes a sus favor. La elección era un acto ficticio, un remedo vergonzoso. Qué tristeza la situación de ese país, rico en petróleo, otrora próspero. ¿Quién libera ahora la patria del Libertador? Tiene la comunidad internacional que tomar decisiones, desconocer estos montajes, presionar la salida del dictador, pues de lo contrario, no solo perjudicará a su pueblo sino a los vecinos. Por todo lo que seguirá, debemos ofrecerles manos amigas a quienes llegan a nuestro país.

Dagoberto Castaño Paredes
Bogotá

Curiosidades presidenciales

Señor Director:
A pocos días de las elecciones presidenciales hay memoria de lo jocoso de quienes nos gobernaron en el pasado. El general que enseñó a su caballo a mirarse en el espejo; el bogotano nacido en Puente Aranda, once veces presidente; el que calentó la silla republicana en el gobierno de más corta duración: cinco días; el tacaño que invitó a miembros de una conferencia episcopal y ordenó “comida abundante, barata y ordinaria, como para eclesiásticos”.

Y, en la época del Frente Nacional, algunos mandatarios almorzaron gratis en la mesa laureanollerista y luego ciñeron la simbólica banda tricolor, el día del entendimiento, bajo el aplauso y los vivas democráticos.

Miguel Roberto Forero García
Bogotá

Premiar a biciusuarios

Señor Director :
En nuestras ciudades y campos hay una población que se destaca: Son quienes usan la bicicleta para desplazarse a trabajar, estudiar o para hacer deporte. Muchas veces son víctimas de ladrones y poco se ha hecho en su defensa. En Bogotá he hablado con madres cabeza de familia que van de norte a sur o viceversa todos los días. Como el uso de la bicicleta es una ayuda o complemento a los precarios sistemas de transporte, estas personas merecen ser premiadas. Y esto se debe hacer in situ a quienes estén usando las ciclorrutas y no vías vehiculares. Los premios pueden ser elementos para la seguridad, bicicletas, becas paras estudios. Y protegerlos. Una sociedad se mejora cuando, en vez de castigar lo malo, se premia lo bueno.

Fidiel Vanegas Cantor

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA