Opinión

Por todos, incluidas las mascotas

Por todos, abuelos, adultos, niños y sus mascotas, por Mocoa toda, debemos seguir siendo solidarios.

11 de abril 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
La tragedia de Mocoa, como ocurre en estos casos, nos conmueve; y en medio de ese dolor, hay historias de verdaderos héroes, que, inclusive, dan la vida por los demás. Eso es lo que nos devuelve la esperanza como sociedad. También hay otros hechos que no deben pasar desapercibidos.

La conmovedora crónica ‘Los perros, el otro drama de Mocoa’ (EL TIEMPO, 6-4-2017), que da cuenta de la enternecedora actuación de la capitana de la Policía de Carabineros, Catalina Riascos, jefa del Departamento de Guías Caninos de Putumayo, quien, al percatarse del drama de los animales que caminaban solos por las calles de Mocoa, les creó un hogar de paso improvisado y, con el apoyo de veterinarios, policía y voluntarios, les suministró los alimentos básicos para preservar la vida de las mascotas. Realmente, aún hay seres humanos, como nuestra ilustre oficial de la Policía, que les ponen alma y corazón a las cosas.

Y para mayor justificación de lo que es ese noble animal, justamente llamado ‘el mejor amigo del hombre’, la nota nos cuenta hermosas historias, tales como la de Roco, un perro pastor alemán que se convirtió en héroe, pues, en medio de la terrible avalancha, rescató a varias personas y las llevó hacia las orillas para que allí fueran auxiliadas.

Por todos, los abuelos, los adultos, los niños y sus mascotas, por Mocoa toda, debemos seguir siendo solidarios. No dejarlos solos hasta ver una nueva ciudad.

Guillermo Rozo Riveros
Sopó, Cundinamarca

La ley es para todos

Señor Director:
Sobre el retiro de los vendedores ambulantes que se ubicaban en los alrededores de la entrada principal al cerro de Monserrate, este es muy inoportuno por la Semana Santa. La gran mayoría de estos vendedores comercializan jugos y frutas, que sí son saludables para las personas que a diario acuden a Monserrate a pagar penitencias o van por puro deporte. Pero la ley es para todos. Al ir escalando el cerro, vamos encontrando vendedores por todos lados y de todo, desde guarapo, arepas o pola, etc., hasta comestibles varios, como la famosa pomada de coca y marihuana, manillas, o artículos religiosos. Parece más bien una plaza de mercadeo demarcada a 2.200 metros de altura. Si quitan a unos, deben quitar a los otros. Los vendedores del camino hacen daño ecológico. Eso sí, todos deben ser reubicados. Y prohibir de una vez por todas la venta e ingesta de licor.Fabio Forero

Sarcasmos de Maduro

Señor Director:
Que Venezuela vive en paz, que es un país donde reina la democracia y se respeta la independencia de las instituciones gubernamentales son simples sarcasmos que cotidianamente expresa el dictador Maduro al ver multitudes que protestan por una economía destrozada, una inseguridad desbordante, una hambruna creciente entre los más necesitados y una evidente manipulación del Estado de derecho. Vaya cinismo.Francisco Javier Cajiao Gaitán

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com - editorial@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA