Opinión

Magistrados de lujos

Algunos personajes llevan una vida sibarítica, con lujosos ‘penthouses’, grandes haciendas y chalets

14 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

En mi paso por la Rama Judicial conocí a muchos jueces y magistrados de todos los niveles, desde promiscuos municipales hasta integrantes de tribunales y de la Corte Suprema, todos pulquérrimos, decentes y merecedores de gran respeto por la ciudadanía. Con sacrificio lograban conseguir una digna vivienda, educar a sus hijos y retirarse oportunamente para dar paso a las nuevas generaciones. Jamás supe que alguno de ellos ostentara riquezas representadas en lujosos apartamentos, mansiones playeras o, mucho menos, propiedades en el exterior o vehículos de alta gama. Apeñuscados, algunos de la Suprema retornaban a sus casas en un viejo Mercedes negro que les había destinado el ministerio del ramo.

Hoy, las cosas han cambiado radicalmente y algunos personajes similares llevan una vida sibarítica, con lujosos ‘penthouses’, grandes haciendas, chalets en Miami y carros ostentosos, lo cual parece loable, aunque asalta la curiosidad de saber qué fenómeno transformó tan radicalmente la condición económica de unos y otros.

- Héctor-Bruno Fernández Gómez
Bogotá

La lucha ha continuado

Señor Director:

Mientras que nuestro gobierno, a través de Óscar Naranjo, certifica que el país ha erradicado el 62 por ciento de las 50.000 hectáreas de cultivos de coca, la Secretaría Adjunta de Estado para a Lucha Antinarcóticos de Estados Unidos, incapaz de evitar el consumo en su país, dice que Colombia ha descuidado la lucha contra el narcotráfico por firmar el acuerdo de paz con las Farc. Con el acuerdo, Colombia logró el mayor éxito de un país en la lucha antidrogas, y no debería mendigar la ayuda del Congreso de EE. UU. para seguir trabajando en la erradicación total de cultivos ilícitos y la recuperación del agro con cultivos lícitos. Es una lucha en la cual nos identificamos con nuestro gobierno.

- Rafael Antonio Córdoba

No valen las medidas

Señor Director:

Me refiero al editorial ‘Velocidad mortal’. Es necesario agregar que, al mirar los datos de muertes por accidentes de tránsito durante 2014 (5.339), 2015 (5.504) y 2016 (7.208), no obstante las medidas impuestas por el Gobierno (revisión técnico-mecánica, incremento en multas, campañas de prevención, fotomultas y sanción con cursos pedagógicos), las cifras se dispararon y parecen demostrar que tales medidas resultaron menos efectivas de lo esperado.

- Wadid de Jesús Arana

Andenes ‘privatizados’

Señor Director:

Nunca antes fue necesaria la urgente recuperación del espacio público en Bogotá. Innumerables calles, carreras, avenidas y andenes han sido invadidos o ‘privatizados’. No son los carros los causantes del trancón; sí, la desidia con que la Administración maneja la habilitación de la totalidad de la red vial. Aquí, en cada barrio hay calles cerradas, ‘propias’, y en cada esquina, un taller callejero. Si el alcalde quiere un tráfico fluido, debe recuperar la totalidad de la red.

- Luis Manuel Rivas Parra

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA