Opinión

Los retos que aún quedan

La entrega de las armas se viene cumpliendo, y eso es un motivo de esperanza.

18 de junio 2017 , 02:03 a.m.

Señor Director:

La entrega de las armas se viene cumpliendo, y eso es un motivo de esperanza en que las Farc muy pronto dejarán de ser ese azote para tantos colombianos, aunque quedan unas disidencias que el Estado tiene que combatir. No es la paz ya, pero es parte importante y un gran paso. Y ojalá que tantas y tantas víctimas sean reparadas, porque muchas perdieron familiares y bienes; muchas fueron desterradas. En todo caso, qué bien que las Farc están cumpliendo. Quedan otros grupos violentos, y por ello nuestras Fuerzas Militares deben seguir más fuertes que nunca, con ánimo, con orgullo. En ellas confiamos.

Nuestros soldados y policías tienen aún muchos retos para doblegar a los del Eln y las mafias de narcos. Y quiera Dios que pronto termine para Colombia esta pesadilla de la violencia, que ha costado tantas vidas; que las generaciones que vienen puedan gozar de paz y libertad, conocer nuestro bello territorio, sin miedo.

Lucila González de M.
Bogotá

Ya no son combatientes

Señor Director:

Ya no existe razón para que los medios de comunicación sigan utilizando términos como ‘comandante’, ‘combatientes’, ‘frentes’, ‘guerrillero’ al referirse a la insurgencia desmovilizada gracias al acuerdo de paz. Como tampoco para que sigan utilizando sus alias o apelativos al nombrarlos públicamente, ni que continúen mostrándolos con sus uniformes de camuflado como miembros de una agrupación que ya no existe. ¿No nos corresponde desde ahora verlos como ciudadanos integrados a la legalidad con sus verdaderos nombres, rostros e identidades, en la vida de la democracia que ahora los acoge?Mayo Monroy

Ni droga ni agenda

Señor Director:

El día martes 13 de junio del 2017 fui a reclamar mis medicamentos a la EPS Cafesalud y, lo de siempre, no los había. Quedaron de llamar y no han llamado. Los medicamentos son para ser recibidos en el momento en que se requieren. Esta ya es una política que dicha entidad tiene con sus usuarios. Es injusto lo que hacen con uno: tengo 74 años; para desplazarme debo utilizar taxi, y a veces vale más que los mismos medicamentos. Ellos saben que de grano en grano llena la gallina su barriga; de usuario en usuario, ¿cuánto ganan? Porque mi caso no es único. ¿Y los entes de control?

La otra joyita: al llamar, si contestan, dicen: “Espere un momento, vamos a mirar si hay agenda”. Y sabe uno que van a decir: “No hay agenda, llame después”. Escuché hace poco que alguien decía que el Gobierno ha abandonado a la clase trabajadora. Estoy de acuerdo.

Clementina Ramírez Melo
Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA