Opinión

Las armas en la calle

Que no se nos olvide que aquí también hay demasiada armas en la calle, legales e ilegales.

08 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Acerca de su editorial ‘EE. UU. y su condena’ (7-11-2017), es triste y doloroso ver cómo una sociedad avanzada, moderna, donde se supone se vive en paz, está hoy con el credo en la boca porque no sabe dónde ni cuándo puede aparecer un desquiciado armado hasta los dientes disparando contra inocentes.

Cuando no un ataque del Estado Islámico. Las armas en manos de civiles son una amenaza latente, más esas de tanto poder, que en EE. UU. se venden como quien compra libros, y sé que la comparación es triste. ¿Por qué está pasando todo esto? Las redes de la tecnología, las drogas, el resentimiento, el odio. Este último mata mucha gente. Y que no se nos olvide que aquí también hay demasiada armas en la calle, legales e ilegales.

- Luis Alberto Velandia

‘Salvar las abejas’

Señor Director:

Con base en la publicación del sábado pasado, su editorial del lunes 6 destaca la importancia de ‘Salvar las abejas’. Lo que podríamos llamar un ‘abejicidio’ es lo que se está presentando, de pronto de manera involuntaria, como consecuencia del uso indiscriminado –que viene desde hace mucho tiempo– de los llamados pesticidas y agrotóxicos. Y el panorama empeora, tanto para los apicultores como para las propias abejas, con el hasta ahora inevitable cambio climático. Estamos a tiempo de reaccionar para buscar alternativas. El Estado y los laboratorios tienen la palabra en beneficio de la humanidad.

- Álvaro Villamarín G.

* * * *

Señor Director:

Interesante vuestro llamado de atención sobre el exterminio de las abejas en el planeta, como en nuestro país, obviamente; tendencia que se extiende a otros insectos como mariposas, cucarrones, hormigas... El hombre se quiere quedar solo, poniendo en peligro la misma agricultura, por la cual se hizo sedentario.

- Fabio Larrahondo Viáfara

Adiós a Jaime Llano

Hoy el mundo musical
llora, pues marchó al Arcano
el maestro Jaime Llano,
un organista genial.
Su señorío especial
quedará en nuestra memoria
con su vida, bella historia
de quien noble siempre fue.
Por eso hoy pedimos que
goce de Dios en la Gloria.

- Hugo Álvarez Restrepo

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA