Opinión

La transformación del campo

El Instituto Agustín Codazzi ya está tomando cartas en el asunto, porque este sabe de tierras.

29 de mayo 2017 , 01:43 a.m.

Señor Director:

En EL TIEMPO (22-05-17) se habla de las cinco transformaciones que vivirá el campo. De esto ya hemos escuchado muchas veces, pero por optimismo, así sea ingenuo, queremos resaltar que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) esté tomando cartas en el asunto, porque este sabe de tierras.

Sobre los puntos: 1). Se sabe lo de la deuda histórica con los campesinos. Pero ¿los recursos para los 3 millones de hectáreas gratuitas? ¡Ah!, esta propiedad debe quedar congelada por unos 5 años, como para evitar su reventa.

2) El formalizar 7 millones de hectáreas es vergonzoso que no se haya hecho. ¡Ojo! Muchos grandes propietarios titularon 50 hectáreas, pero se anexaron 200 más...

3) y 4). Las ZRC son para convertir a los campesinos en gestores de su propio desarrollo, con criterios ambientales y de economía solidaria y ambiental... Todas las zonas veredales deben ser convertidas en ZRC, ligarlas con los programas de erradicación de cultivos ilícitos y, desde luego, allí deben llegar todos los servicios del Estado. 5) En lo ambiental, es evidente lo que ha sufrido el país por no respetar las áreas forestales, páramos y recursos hídricos... La vegetación arbórea al lado de las carreteras debe fomentarse con parte de lo recaudado en los peajes...Fidel Vanegas Cantor

En Popayán es igual

Señor Director:

Me refiero al editorial del 27 de mayo, ‘Pelea de cono con motociclista alterado’.

En Popayán pasa lo mismo. Falta mucho por hacer en materia de cultura ciudadana; hay muchas personas a quienes les gusta hacer lo que quieren ante la impasibilidad de las autoridades, que no cumplen con su deber de imponer las normas, como debe ser. Aquí, los andenes y, en general, el espacio público están invadidos por carros, comercio, tanto informal como formal. Ciudadanos de labor cívica estamos inculcando la gran responsabilidad que se debe tener con la ciudad, y también insistiendo a las autoridades en que su función es, ante todo, hacer cumplir las normas. Para eso están.

Ricardo Alegría Zambrano
Popayán, Cauca

Control de las barras bravas

Señor Director:

Son insólitas e inútiles las medidas de los dirigentes del fútbol para controlar la violencia en los estadios. Prohibir a los medios transmitir un partido está muy lejos de ser la solución de un problema social que está próximo a generar una tragedia.

Se requiere, así mismo, una participación efectiva del Gobierno; se debe prohibir a los equipos seguir financiando las barras bravas, cancelar su ingreso a los estadios y sus desplazamientos por carretera, y que la justicia actúe.

No puede ser que los vándalos que agreden a los hinchas y destruyen los estadios y sus entornos, horas después de haber sido capturados queden libres.

Mario Patiño Morris
Bogotá

Escríba su opinión a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA