Opinión

La ‘excesiva’ advertencia

Sería mejor ponderar el problema de los cultivos de amapola bajo la expectativa cultural y de salud.

18 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Según la ONU, durante los años en los que Afganistán ha sido gobernado por las administraciones aliadas de Washington y la Otán, “la superficie de cultivo para la heroína había aumentado 25 veces, pasando de 8.000 a 201.000 hectáreas en el 2016”. “Washington se ha gastado 8.500 millones de dólares en su erradicación, resultando en un fracaso total”. Hay “entre 51.000 y 65.000 muertos anuales por su consumo”. “En México, desde 2003, han sido fumigadas 160.000 hectáreas de amapola. Sin embargo, la producción entre 2006 y 2012 llegó a 210 toneladas métricas”.

No puede tener sino una intención política que Trump y Marco Rubio nos exijan que hagamos lo que ellos no han podido. Con uno de cada 10 estadounidenses adicto, a 50 dólares el ‘hit’; su dudosa interdicción y las poderosas e intocables mafias de la Florida, Chicago, California y Nueva York, sería mejor ponderar el problema bajo la expectativa cultural y de salud y considerar la iniciativa colombiana un ejemplo para una solución global.

Carlos H. Quintero

* * * *


Señor Director:

Lo primero que debemos hacer para evitar la temible descertificación, independientemente de si los estadounidenses son los mayores consumidores de todo tipo de drogas ilícitas, es no solo acabar con los cultivos ilícitos, sino también con los capos de los carteles productores de la droga y los capos y los cultivadores de hoja de coca, que no la dejar erradicar y enlodan no solo el buen nombre de Colombia, sino también el de nuestros honestos campesinos y gentes del agro. Reconozcamos que el problema de la droga no es Estados Unidos; el problema por resolver está entre nosotros mismos.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

La salud, de mal en peor

Señor Director:

En relación con el editorial ‘No más excusas’ (16-9-2017), puedo asegurar que problemas para miles de pacientes no solo existen en Medimás, la EPS con más afiliados en el país. Esa situación también está en las otras empresas promotoras de salud que operan en el país. No es posible que el pan de cada día sean los graves hacinamientos en urgencias y para lograr las autorizaciones para citas médicas en general, exámenes de laboratorio y toda clase de procedimientos, lo mismo que para el suministro de medicamentos.

Los usuarios no entendemos cómo los encargados de la EPS desconocen que las autorizaciones son uno de los procedimientos que afectan más el servicio de salud. Tal cual está la situación en todas las EPS, muchos pacientes de cáncer se encuentran en ‘metástasis’; el sistema de salud en Colombia está cada día peor y demasiado demorado. Y no vemos que el Congreso y el Gobierno Nacional, hasta ahora, hayan realizado las gestiones del caso para acabar con las numerosas trabas de las empresas promotoras de salud.

Jorge Enrique Giraldo Acevedo
Íquira, Huila

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA