Opinión

Kafkiano, no macondiano

Lo macondiano es lo poéticamente inverosímil, lo casi impensable que te hace pensar.

09 de mayo 2017 , 11:32 p.m.

Señor Director:

Admirable su editorial del 9 de mayo sobre el referendo que pretende delimitar el concepto de familia y adopción. Pero me parece injusto con Macondo usar la palabra ‘macondianas’. Macondo era extremo, pero inmensamente diverso y se acomodó por cien años a extravagancias tan enormes que ni García Márquez se las hubiera podido imaginar. Aureliano Buendía no fue estatista, sino víctima del Estado. Lo macondiano es lo poéticamente inverosímil, lo casi impensable que te hace pensar y reír con ganas de llorar, lo que te toma por sorpresa de arriba abajo y de abajo arriba. Esas decisiones judiciales que hieden a pecueca neogranadina, cuyo móvil es expeler odio mientras se espera una coima, no tienen el garbo de lo macondiano, su ‘élan’. No. Hubiera puesto decisiones kafkianas, demoníacas, traspuestas, impresentables, insostenibles, indecentes, taimadas, dickensianas, hasta erradas. Y no meter a Macondo en eso.

Pedro Shaio

Respuesta de Afidro

Señor Director:

Su editorial ‘Un golpe a la salud’, al criticar los recientes ajustes al procedimiento para las declaratorias de interés público, ignora que esta figura puede ser aplicada por cualquier ministro, en cualquier sector de la economía en donde se concluya que la existencia de una patente afecta el interés público y, por tanto, debe ser levantado el monopolio que ella confiere. Por lo tanto, plantear el tema como “un golpe a la salud” es reducirlo a una de sus muchas facetas.

El decreto simplemente establece un mecanismo de consulta previa no vinculante, que no debería obstaculizar las Declaratorias de Interés Público cuando estén justificadas, pero quizá sirva para evitar en el futuro los desafueros que con ella se han cometido recientemente.

Afirmar que el decreto no contó con la opinión del Ministerio de Salud es desconocer que, en las propias páginas de EL TIEMPO, el Ministro de Salud reconoció expresamente que había participado en su expedición y, en todo caso, es de suponer que al estar firmado por el Presidente de la República refleja la opinión concertada de todo el Gobierno.

Nuestra participación como industria farmacéutica se limitó a escuchar las presentaciones públicas que se hicieron sobre el particular, y a enviar comentarios en el término, por cierto amplio, en que se publicó el borrador para consulta ciudadana, como lo hicieron otros muchos sectores interesados en el tema. De hecho, ninguna de nuestras sugerencias fue acogida por el Gobierno.

Gustavo Morales Cobo
Presidente Ejecutivo
Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro)

Fácil pedir revocatoria

Señor Director:

Como los políticos se la ganan fácil, igual de fácil es pedir revocatorias, pues creen que la plata cae, como la lluvia, del cielo y no les importan las millonadas que esto representa. Es una perversa forma de actuar contra nuestros impuestos.

Jaime Vanegas Cantor

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA